07 abril 2014

Todo lo que sube, baja...

Y vuelve a subir, o eso espero...

Llevo más de un mes sin escribir, y el resumen de este mes es, "de más a menos". Tras un corto periodo de tiempo en el que he ido asimilando los entrenamientos más o menos bien, mi cuerpo a empezado a quejarse. Las molestias eran las típicas y un día era una cosa y otro día era otra. Nada importante, pero poco a poco, las molestias empezaron a juntarse, sobre todo en la pierna izquierda. Primero el isquio, luego el cuadriceps, luego el gemelo... Conclusión, tengo la pierna izquierda destrozada.

Tras varios masajes de descarga, primero en el gemelo, luego en los isquios, y pasando por un masaje de descarga de toda la pierna (no veas como dolió), seguimos igual. Según el fisio no tengo ninguna lesión, salvo las sobrecargas, pero en las salidas de montaña a partir del kilómetro 8 empiezo a notar molestias, y sobre el 15 la pierna izquierda ya no puede más. Es como si en vez de 15km llevara más de 100 encima.

Con estos datos y tras una "rigurosa" búsqueda por San Google, lo que más cuadra con mis síntomas es "sobreentrenamiento". Tras consultar varias páginas, algunas cosas cuadran, aunque otras no (sobre todo lo del aumento de pulsaciones en reposo). Lo único que puedo hacer ahora, a un mes de la Transvulcania es desconectar y parar de entrenar.



Así que he descartado mi participación en la maratón de Anaga donde finalmente participarán Manuel y Angel (tocará hacer de anfitrión, que siempre será mejor que salir a entrenar). Participaré en los 21km con dos amigos, para en vez de ir a entrenar en solitario, ir acompañado en "modo paseo". La zona por la que pasa la carrera es preciosa y me apetece disfrutar del paisaje. Si la carrera sale en 3 horas en vez de en 2h:30, no pasa nada. Ahora mismo tengo que recuperar "las buenas sensaciones".

Todo para arriba, y luego todo para abajo.
El perfil de la carrera es matador, más suave que el de la maratón, pero que sigue el mismo concepto, todo para arriba y todo para abajo, sin tramos llanos para correr. Así que, pese a que vaya en modo paseo, será un buen entrenamiento.

A partir de hoy, entro en tapering, poco entrenamientos, y de hacerlos serán en montaña y muy tranquilos. Se acabaron las machadas porque a estas alturas ya no tengo nada que ganar y muchísimo que perder.

9 comentarios:

  1. A ver si esta carrera es el punto de inflexión y la pierna empieza a funcionar.

    Yo pensaba que me ibas a hacer de guía turístico por la de 42km pero bueno ;)

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que sube, baja...y vuelve a subir. Tómatelo con calma, La Palma nos espera...

    ResponderEliminar
  3. Sobre entrenamiento... vaya. Que malas sensaciones me recuerda esa palabra...
    Aprovecha ese rodaje-carrera con amigos para refrescar un poco la cabeza y poco a poco, con calma, para adelante.
    Animo

    ResponderEliminar
  4. Pues como dices a mimar la pierna, y sobreesfuerzos los justos, y es que a estas alturas de temporada la piernas ya empiezan a pesar. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Esto tiene que durar , así que a tomárselo con calma, que afortunadamente no comemos de esto.Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Muy buena decisión. Más vale reservar la pierna ahora y que te responda en la carrera. Ánimo, ya verás como te irá bien el reposo.

    ResponderEliminar
  7. Que humor tenéis...!!! yo con la pierna así no hago ni una de 10 kms!!! a cuidarse, y que mejore pronto!
    saludos!

    ResponderEliminar
  8. Cuidate Sergio. Dado lo que cuentas, lo más sabio es jugársela a la carta del parón. A ver si así se relaja la pierna y se acaban las molestias encadenadas. Ánimo!

    ResponderEliminar
  9. Si no hay lesión, todo indica que podrás recuperar con el descanso, cuída esa pierna y suerte en la carrera.

    ResponderEliminar