30 enero 2014

Gran Canaria Maratón - Crónica

Una vez más la crónica de la maratón empieza con un viaje. Un viaje en avión bastante cómodo y de apenas 30 minutos para estar a las 9:30 de la mañana en Gran Canaria. Tras un paseo en coche por la isla y estar instalado en el hotel fui a la feria del corredor para recoger la bolsa del corredor, este año muy escaso y de muy mala calidad. Esta claro que no corro una maratón, y ninguna carrera, por una camiseta pero ya que la dan que por lo menos la den con gusto y calidad. A las 14:30 me uno a Manuel y su familia para comer, para posteriormente unirse a nosotros el gran Antonio junto con el veloz Aaron. Después de comer quedada con el resto de blogeros para pasar una tarde fenomenal con gente que parece que conoces de toda la vida. Durante la tarde, viento, frió y bastante lluvia, para despistarnos un poco de lo que nos encontraríamos al día siguiente en carrera.

Foto robada del blog de Sosaku, pero como salgo en ella no creo que pase nada
Se trata de llegar hasta aquí
Llego tarde a la foto de grupo porque para cruzar una calle de 10 metros tengo que dar una vuelta terrible. Por lo menos puedo saludar individualmente a muchos corredores y logro calmar un poco los nervios a base de fotos.

Foto de grupo
Con algo de retraso empieza la carrera y como era de esperar tardo bastante en pasar por la salida. En ese momento pongo mi reloj en marcha y empiezo a correr. Los primero kilómetros son un infierno de gente, teniendo que parar totalmente en el kilómetro 5 para poder coger agua y comer algo. En este punto noto todo lo que he sudado, no se ve ni una nube y que el sol nos está dando con todo. Sigo tranquilo pero noto que voy mal de piernas. En el kilómetro me tomo el primer gel y así llego al segundo avituallamiento. Una vez más toca parar para coger una botella y poder coger algo de comer. De aquí al paso por media es un quiero y no puedo, cada vez que me salían dos kilómetros buenos tengo que bajar el ritmo porque me siento fundido de piernas y con sensaciones muy raras que no me dejan disfrutar de la carrera. En el 15 y en el 20 más de lo mismo en los avituallamientos, parar en seco para coger bebida y comida, y el 16 otro gel para intentar animarme un poco. Así hago el paso por la media en 1h:58, dos minutos menos que el año pasado pero llego peor, mal de piernas y peor de cabeza por lo que se que me espera en los siguiente 21km.

Paso por la media maratón, fundido es poco
En el paso por la media nos desvían a una calle paralela del paso por meta para dejarnos claro que a partir de ahí vamos solos. Me cruzo con la jefa, pongo buena cara para no preocuparla y a seguir con el calvario. En la segunda vuelta ya no hay forma de esconderse del sol y el cansancio ya pesa. Así paso el paseo marítimo para ver como en el 25-27 me dicen que no hay agua, que solo les queda isotónico en vaso. No me lo puedo creer, paro y me bebo un vaso de isotónico pese a que se supone que no hay mezclarlos con geles, pero es el mal menor. Resuelvo el problema del agua cogiendo una botella del suelo. En fin, sigo con mi calvario particular, bebiendo agua cuando puedo hasta que en el 31 me cruzo con Antonio que va realmente fundido. Le dejo lo que me queda de agua y tras compartir algo de conversación decido seguir, el va mal y si yo bajo el ritmo no me recupero.

En el 32 pido agua, pero solo hay en vaso, lo que significa bebe y otra vez a aguantar hasta el 37 sin agua. Veo otra botella en el suelo, esta vez no es de la carrera, la cojo la relleno y sigo. Una vez más me ha tocado parar en seco, y esta vez si que ha costado volver a coger el ritmo. Sigo como puedo, las piernas pesan y esas sensaciones extrañas siguen ahí, aunque ya he pasado el 32 y no me han dado calambres. Pese a todo sigo a un ritmo bastante regular, no es el que quería pero tampoco está nada mal. Si sigo así, llego justo en 4 horas, pero sabiendo las subidas que me esperan al final de Triana se que esa marca se me escapará. En el 33 me tomo el último gel, y sigo con mi marcha lenta pero continua. LLegamos al 37 y aquí si tiene agua en botella. Por fin puedo refrescarme. Miro el reloj y veo que puedo llegar en menos de cuatro horas, así que aprieto un poco aprovechando el subidón del agua. Los siguiente 3km van bien, en torno a 5:40, pero al llegar al final de Triana ya no puedo más y las subidas terminan de matarme y me voy por encima de los 6. Se acabo lo que se daba.

A punto de entrar en meta
Llego al 42, he llegado vivo, en la segunda vuelta con mi ritmo cochinero no he parado de adelantar corredores, prueba de la dureza de esta carrera en un día con más de 20 grados, y no me he parado a caminar ni una vez. Solo quedan 197 metros, así que, brazo en alto y viendo que por pocos minutos se me ha escapado el objetivo de las cuatro horas entro en meta.

Un voluntario me pone una medalla, pero al parar me dan dos pequeños calambres en los cuadriceps, los primeros de la carrera. Me apoyo en una vaya y agacho la cabeza unos segundos. Me preguntan si estoy bien, digo que si, y me vuelven a felicitar.

Salgo de la zona de llegada y me voy a esa extraña zona de corredores donde veo a Pancho, que ha llegado algunos minutos antes que yo, a Tomas y a Gonzalo. Comparto un rato de charla y me voy a buscar a la jefa. No se porque no la dejan entrar, pero una cosa está clara, en esos momento, me apetece compartir mi alegría con los míos y ella tiene que estar a mi lado.

Entrego el chip, por cierto, una sillas para sentarse y podérselo quitar no estaría mal, y me dan la camiseta finisher, espero un poco y me serigrafían la medalla.

Vuelvo a entrar a la zona de llegada, otra vez solo para despedirme, y veo que hay un puesto dan agua e isotónico. Aprovecho para coger algo más para beber. Antonio ya ha llegado, fundido, pero una vez más finisher (un crack el tío).

Me despido de todos. Ha sido un fin de semana intenso que he podido compartir con muy buena gente, pero mientras vuelvo al hotel tengo la extraña sensación de que pese a saber que correré más maratones no se si volveré a Gran Canaria. Una pena.

Dos, y las que quedan...
Conclusiones
Todas positivas. He compartido un fin de semana con un puñado de locos que comparten la misma ilusión que yo en esto de vestirse de corto y meterse un par de horas corriendo. He logrado salir vivo de un infierno sin calambres que fue lo que arruino la carrera el año pasado. Y por supuesto he logrado rebajar mucho la marca y dejarla a un paso de bajarla de las cuatro horas.

Nos vemos en la próxima maratón...

29 enero 2014

Gran Canaria Maratón - Mi opinión personal

No tenía pensado escribir esta entrada, pero viendo algunos comentarios en facebook, twitter o blogs me he decidido a hacerlo. En algunos comentarios, se dice que las críticas a la carrera tienen que ser constructivas y que siendo una región que vive del turismo no nos podemos permitir criticar gratuitamente la carrera.


Voy a recopilar los problemas que yo he notado en orden cronológico e intentaré aportar mi solución, para que luego no me acusen de lanzar críticas destructivas.

 Contacto con la organización
Se intenta vender la carrera fuera de la isla, por lo que mucha gente tendrá que comprar billetes de avión, y reservar algún hotel, probablemente de los que da la organización. Gestionar la oferta alojativa fue un infierno. Le mandé varios correos a la organización de los que no obtuve respuesta. También incluí algún comentario en twitter en la que mencionaba a la cuenta oficial, @GCMaraton, con idéntico resultado. A la semana me contestaron por facebook en donde me decían que tenía que ponerme en contacto con Viajes el Corte Inglés. Resultó que la reserva con la agencia de viajes fue igual o más lento. La solución está clara, si no puede manejar tantos medios de contacto no los uses y si los usas trata se más ágil, lo que puede implicar tener más gente atendiendo dicho medios de contacto.

El circuito
A dos días de la celebración de la carrera se seguía sin saber cual sería el circuito. A día de hoy sigo sin saber si he corrido una maratón homologada o no. Por lo pronto en el tramo portuario nos hicieron pasar por un tramo que no está en el circuito que aparece en la página web. ¿Te imagina que hagas 3h:15 para clasificarte para Boston y que luego no puedas ir la prueba porque el circuito no está homologado?

Pocos baños
Poco más que añadir. Me parecieron pocos baños, así que unos cuantos más no estarían mal.

Descontrol en los cajones de salida
Me tocó el cajón 4, o sea, aquellos corredores que quieren terminar la maratón entre 3h:31 y 4h:00, pero nadie controlaba el acceso, resultado, en el kilómetro 4 estaba adelantado gente que ya iba caminando, asumo que la media, pero que de alguna manera u otra salieron antes que yo. Se debe buscar la forma de controlar los accesos, no será fácil, pero se debe intentar. Al final alguno se colará, pero mejor unos cuantos colados, a que cada uno se ponga donde quiera.

Colapso en los avituallamientos
En todos los avituallamientos me tocó parar. Era imposible coger una botella de agua en carrera, sobre todo en la primera vuelta. La solución que veo es poner más mesas en cada avituallamiento, por ejemplo a ambos lados. Los voluntarios, pueden ponerse antes o después de las mesas para dar vasos de agua o isotónico, pero siempre dejando las mesas libre para que el corredor pueda coger una botella y seguir en carrera.

Falta de agua en el avituallamiento 25-27
De largo el error más grave de la organización. La solución es bastante fácil, poner más agua en los avituallamientos. Sigo diciendo que no tener agua en un avituallamiento es jugar con la salud de los corredores.

Nula información a la llegada a meta
Una vez que te dan la medalla nadie te dice donde te dan la camiseta de finisher o donde te serigrafían la medalla con tu nombre y tiempo, así que un poco de información no estaría mal. En mi caso la camiseta me la dieron sobre la marcha aunque me toco esperar por la serigrafía de la medalla porque tenían que actualizar los tiempos.

El espejismo de la comida después de la carrera
En ningún sitio vi comida, salvo naranjas. En algunos comentarios he visto que daban comida a punto de caducar, pero a mi no me toco nada de nada. Esto se resuelve con una bolsa de comida y bebida por corredor. Se marca el dorsal una vez que te la dan y listo, así todos tenemos lo mismo.

La zona de llegada es solo para corredores
Si les soy sinceros quiero estar con los míos en ese momento. No digo que este toda mi familia, pero un acompañante no estaría mal. He leído en algún sitio que en muchas carreras da un pase para un acompañante, pues eso, dejar entrar al menos a un acompañante a esa zona.

Entrega de chip
No quiero que nadie se agache para quitarme el chip, pero unas sillas para sentarse no estarían mal. Después de 42km agacharme para quitarme el chip es un tortura a la que no me quiero someter.

Nota, circulan fotos de la zona VIP con jamón serrano y demás viandas. No se si realmente se llamaba zona VIP, pero por favor, los VIP somos los corredores, somos los que hacemos que la carrera tenga sentido y sin nosotros no habría nada. Cambien el nombre y pongan algo más adecuado, por ejemplo zona de autoridades...

En la redes sociales han puesto la carrera a caldo. En facebook tienen más de 100 comentarios donde se les dice de todo menos bonitos, y la organización no ha mostrado el más mínimo intereses en los comentarios. No le deseo ningún mal a la carrera pero así difícilmente logrará sobrevivir. Simplemente decir que volar a Gran Canaria me sale 50€, y volar a Sevilla 85. Por 35€ prefiero probar otra maratón a que me vuelvan a tratar como si no fuera nada.

Hasta aquí mi aportación, y aunque se que hay más cosas que se puede leer en las redes sociales, me he limitado a nombras las que me afectaron a mi directamente. Le deseo todo lo mejor a la Gran Canaria Maratón en 2015, pero difícilmente me volverán a ver por ahí.

27 enero 2014

Ups, I did it again...

Simplemente no pudo ser, y el objetivo de bajar de las 4 horas se escapó en la segunda vuelta.

Foto precarrera con grandes corredores y mejores personas.
A lo largo de los próximos días pensaré que pudo pasar para que desde el kilómetro 8 fuera con las piernas cargadas y desde el 16 sabiendo que me tocaría sufrir durante muchos kilómetros. Pese a todo, pasé por segunda vez la meta de una maratón en un tiempo neto de 4h:02:15. Un tiempo que rebaja en 25 minutos mi marca anterior y me deja en el puesto 362 de la general (de 616) y 63 de mi categoría (de 97).

Dejando al margen la nefasta organización de la carrera, que me dejó sin agua en el kilómetro 25 y que me obligó a coger una botella de agua del suelo para poder sobrevivir los siguientes 5 kilómetros, puedo decir que me lo pasé en grande. Desde el sábado al medio día compartí quedada con los corredores locales, y logré desvirtualizar a otros como Tomás. El domingo, foto pre carrera y a sufrir durante cuatro hora bajo un sol de justicia.

Costó, pero el premio ya está en casa...
En fin, un fin de semana de lo más completo para decir con todo el orgullo del mundo que he acabado mi segunda maratón.

24 enero 2014

Gran Canaria Maraton 2014 - ¡Preparados, listos, ya!

Pensaba escribir una entrada "moña" sobre las excusas que se pueden usar cuando uno peta en una maratón, pero al final he borrado todo lo que tenía escrito y me ha dado por escribir sobre las sensaciones de cara a lo será mi segunda maratón, casualmente, en el mismo escenario en el que debuté hace más de un año. Prácticamente rodeado por la misma gente, me enfrentaré a mi segunda maratón, con unas sensaciones cuanto menos extrañas si las comparo con las del año pasado.


Ha pasado un año, y mis piernas acumulan 2000km más que han servido para fortalecerlas, unos de los principales problemas que creo que tenía el año pasado. Conozco la distancia y se lo que me espera pero realmente no tengo ese miedo que sentía el año pasado. Respeto muchísimo, pero nada de miedo. Como decía Gonzalo el año pasado, es una tirada larga de 42km, y 195m de puro disfrute. Pase lo que pase, y como suelo decir mucho, que me quiten lo bailado.

El plan, pues como siempre, tres salidas semanales, para acumular sobre 650km, unos 60 menos que el año pasado. Muchos problemas en las primeras semanas en la planta del pie, una maratón de montaña a mitad del plan que me dejo las rodillas tocadas. Pese a todo he logrado llegar muy fuerte, quizás mejor que nunca, a las tiradas largas de las semanas finales.

Todo está listo, estoy listo, y me apetece correr, por encima de todo es eso, simplemente correr. Me da igual el catarro que arrastro desde el lunes, o que la organización de este carrera parece que se empeña en hacer las cosas peor año tras año, o que la lluvia y el fuerte viento hagan acto de presencia el día de la carrera.

Estoy tranquilo, muy tranquilo, solo son 42km y quiero disfrutar del fin de semana que creo que me merezco después de 16 semanas de duro entrenamiento. Empezará mañana sábado a las 9:30 cuando aterrice en Gran Canaria y terminará el domingo a las 21:30 de la noche cuando vuelva a estar en Tenerife.

Ya he comentado cuales son mis objetivos y no los voy a repetir, simplemente KEEP CALM, it's only a MARATHON.





21 enero 2014

Gran Canaria Maraton 2014 - Semana 15

Como decía Bugs Bunny, eso... eso... eso es todo amigos. Hasta aquí hemos llegado y la suerte está echada.


Esta última semana de entrenamiento ha sido un poco complicada. El invierno ha llegado a Tenerife, y las tardes están siendo frías. Nada comparado con otros lugares de la península pero lo justo y necesario para jugarte un resfriado en cada salida. No ha parado de llover y he evitado salir lloviendo para no enfriarme,aunque al final no ha servido de nada, por lo que las salidas han sido el martes y el viernes,

El martes, últimas series del plan, un 3x1600 entre 4:19 y 4:21. Otra vez las buenas sensaciones fueron la tónica general de la salida. El viernes con dos días de descanso y las piernas pidiendo guerra me dejé llevar un poco e hice los 13km que tocaban algo más rápido de lo que tocaba. Salieron a 4:56 y terminé con ganas de más.

El domingo no paró de llover por lo que pasé la salida para el lunes, pero desde el domingo por la tarde estoy tosiendo así que he decidido, haciendo caso al sentido común, suspender la última tirada larga del plan. Esos 16km ya no me darían nada, pero si podrían provocar un empeoramiento de mi catarro y dejarme muy tocado para los 42km que tengo que hacer este domingo.

Con esto la semana ha quedado un poco light la verdad, aunque siendo una semana de tapering tampoco es que me importe mucho

  • Martes: 2.02 a 5:21, 3x1600 (4:19-4:21) y 3.27km a 5:29
  • Viernes: 13.36km a 4:56
  • Total semanal: 23.70km
  • Total acumulado: 667.64km

Y con esto, acabo mi segundo plan para una maratón. Contento por haber llegado hasta aquí sin lesionarme y sobre todo porque las sensaciones a día de hoy son muchísimos mejores que las del año pasado. El plan ha sido bastante alocado, empezó mal por las molestias en la planta del plan, muchas tiradas largas por montaña, pasó por una maratón de montaña, una semana casi parado, un par de semanas de carga y de vuelta al tapering. Es el plan más alocado que he hecho nunca, pero bueno, aquí estamos, y no hay que darle más vueltas.

Sigo con los mismos objetivos que hace 15 semanas, el principal de ellos es bajar de 4 horas, aunque creo que si en los primeros 21km logró mantener un bueno ritmo el 3h:50 es bastante factible, y ese es el tiempo certificado ante notario.

14 enero 2014

Gran Canaria Maraton 2014 - Semana 14

Se acabó la primera semana del tapering. Un semana un tanto rara porque me han salido más de 50km pese a la disminución de kilómetros que se supone que hay que hacer.


A estas alturas suelo evitar las machadas, así que intento ajustarme lo más posible a los ritmos del plan. Tengo la sensación que cualquier energía extra que gaste ahora la puedo echar en falta el día de la carrera. La teoría está bien, pero en la práctica las cosas son de otra manera.

En la primera salida de la semana, series. Un 7x800 entre 4:14-4:17 con muy buenas sensaciones. La verdad es que sigo sorprendido con lo sueltas que tengo las piernas a estas alturas (pese a que haya días buenos y días malos). Lo bueno de tener un blog es que puede tirar del histórico y ver como estaba hace un año, y a estas alturas el año pasado estaba realmente fundido.

Los 7km de la salida tempo se me atragantaron un poco. El ir más rápido de lo que toca, junto con el frio que hacía ese día, provocaron que los últimos kilómetros se hicieran un poco largos de los normal. Salir con 10 grados, viento y humedad a entrenar con una camiseta de manga corta no es una buena idea, ni siquiera en Canarias.

En la tirada larga tocaba hacer la última prueba. Otra vez 24km, intentando ir entre 5:20 y 5:30 de la manera regular posible. Esta vez llegué menos cansado al 24, lo cual provoca un interesante debate interno sobre a que ritmo debo salir el día de la carrera.

  • Martes: 2.53km a 5:22, 7x800 entre 4:14-4:17 y 3.28km a 6:18
  • Jueves: 2.68km a 5:38, 7km a 4:40 y 3.02km a 6:27
  • Sábado: 24.16km a 5:26
  • Total semanal: 50.67km
  • Total acumulado: 643.93km

Esta semana si que se notará el tapering y en la próxima a descansar bien porque el domingo será el gran día. Llegados a este punto puedo decir que el entrenamiento ha acabado y pese a todo he llegado bien, muchísimo mejor que el año pasado y eso que el plan de entrenamiento ha sido bastante "raro". La buenas sensaciones en la últimas semanas me hacen ser muy optimista, quizá demasiado. El año pasado fui optimista, y lo pagué caro en la carrera. Este año no quiero que me pase igual, pero empiezo a ver factible un 3h:50 e incluso a veces sueño con un 3:45. ¿Me estaré volviendo loco?



07 enero 2014

Gran Canaria Maraton 2014 - Semana 13

Se acabaron las fiestas y todo vuelve a la normalidad, pero para un grupo de personas la fiesta continuará hasta el 26 de enero. Llegar hasta aquí no ha sido fácil, las primeras semanas con molestias en la planta del pie que no me dejaban entrenar tranquilo, y en las semanas finales recuperándome de mis grandes ideas ya que se me ocurrió hacer una maratón de montaña para prepararme una maratón de asfalto. Pese a todo, esta semana he cumplido con la última semana de carga y he entrado oficialmente en el tapering.

Llegamos al tapering...
La semana empezó el martes con un 6x1200 donde intenté y conseguí cumplir con el ritmo marcado por el plan. Como siempre los primeros kilómetros de calentamiento costaron lo suyo, pero luego las series salieron como tienen que salir una series, con mucho esfuerzo pero muy constantes. Esa misma tarde, XXXII San Silvestre con 5.4km a ritmo muy pero que muy cochinero.

El jueves, salida tempo de 8km. Me dejé llevar y los 8km salieron bastante más rápidos de lo marcado por el plan, pero a veces no puedo resistirme a estas cosas. Lo he hecho en todos los planes, y este no iba a ser una excepción.

Para terminar la semana, tirada larga de 32km como prueba final de ritmos y piernas. El plan incluye dos tiradas de 32km, pero la primera me la salté porque todavía me estaba recuperando de la paliza de la K42. El objetivo desde el principio fue moverme dentro del rango de los 5:20-5:30 evitando los tirones y manteniendo el ritmo lo más constante posible. Cumplí con el objetivo y salieron 32km a 5:25 en 2 horas y 52 minutos. Las sensaciones fueron bastante buenas, y muchísimo mejores que las del año pasado, donde en la segunda tirada de 32km me hundí totalmente y no podía ni moverme desde el 21. Este año llego más fresco al final del plan, pese a la barbaridad ya antes comentada. Como nota negativa, es que sigo "hundiendome" en el 24. Llego bien a la media, pero a partir del 24, me empiezan a doler las piernas. Desde el 27 la salida fue a base de "uno más", así que, solo queda ver si puedo usar este mismo método el día de la carrera, eso si, espero que con menos calor.

La semana ha quedado así

  • Martes: 2.43km a 5:36, 6x1200 (4:20-4:25) y 3.11km a 5:57.
  • Martes: 5.39km a 7:55
  • Jueves: 2.5km a 5:24, 8km a 4:48 y 4.04km a 5:14
  • Sábado: 32km a 5:25
  • Total semanal: 66.67km
  • Total acumulado: 593.27km
Ahora entramos en el tapering, con menos kilómetros pero al mismo ritmo. Veremos que dolores van saliendo a lo largo de los próximos días. Mientras tanto parece que toda la logísticas del viaje a Gran Canaria se empieza a cerrar, pese a los problemas que me he encontrado con el alojamiento. Hoy espero cerrar ese asunto y empezar a disfrutar la fiesta de la maratón...



04 enero 2014

XXXII San Silvestre Lagunera, crónica y crítica a la carrera

Algo tarde, pero aquí está mi crónica de la XXXII San Silvestre Lagunera, la cuarta San Silvestre que corro y que una vez más ha sido especial. Correr en una San Silvestre, me parece una bonita forma de cerrar el año si lo que te gusta es correr. Esta claro que si lo que te gusta es estar tirado en el sofá, ver a miles de personas correr a escasas horas de una cena o salir de fiesta te pueda parecer algo extraño.

Cartel de la prueba
En fin, vayamos al lio. La carrera empieza con un rodaje de 15km por la mañana, lo que hace del 31 de diciembre de 2013 sea el primer día en el que doblo en mi corta historia como runner. Este año la carrera era especial porque sería la primera vez que la correría con la jefa, así que 30 minutos antes de empezar la carrera ahí estábamos la jefa y yo preparándonos para la carrera. Mientras nos estamos preparando, me tropiezo con Luisa, bueno, más bien se tropieza ella conmigo, hablamos un rato, nos felicitamos el año y cada uno busca su hueco en la salida.

Todo listo para la carrera
Más o menos puntual la carrera empieza y a partir de ahí lo de siempre. En el primer kilómetro caminar y correr por la cantidad de gente y a partir de ahí, ritmo de suave en torno a 8min/km, con alguna parada para caminar porque la jefa no podía más. Y unos 42 minutos después llegamos a la meta con el objetivo cumplido.

Es mi peor marca personal (PMP) en la San Silvestre, pero la verdad es que me lo pase muy bien. Choqué palmitas con todos los niños que pude, di ánimos a todos los corredores que vi que flaqueaban y por supuesto, ayude a la jefa a cumplir su objetivo, terminar y a ser posible no llegando la última (por detrás nuestro entraron una 36 personas más). Objetivos cumplidos y todos tan contentos para casa.

Hasta aquí todo bien, pero a medida que han pasado los días la carrera no me ha dejado tan buen sabor de boca como esperaba. No soy de criticar carreras (durante años organicé una liga aficionada de fútbol sala, y se lo complicado que es gestionar eventos deportivos), pero en esta ocasión no me queda más remedio

- 8€ para una carrera de 5.5km y donde solo te dan una camiseta me parece un robo. Este año los pagué porque iba en pareja, pero el año que viene ya veremos. En 2013 ya descarté bastantes carreras por su precio, así que en 2014 creo que seguiré con la misma norma.. El año pasado también fueron 8€, pero 1€ se donaba a un causa benéfica de tu elección (dentro de un listado), pero este año nada de nada.

- En los 8€ se incluye chip, camiseta y avituallamiento en la llegada. Con los dos primeros puntos no hay problema, pero lo del avitullamiento es de risa. Cuando logré llegar al avituallamiento, nada de fruta, isotónicos, ni refrecos, agua del tiempo y dando gracias. Me da igual llegar el último, quiero por lo que he pagado.

- Volvemos a los 8€ que pagué religiosamente por participar en la carrera. El número de sin dorsal que vi este año fue increible. Entiendo que cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero la organización debería tomar alguna medida al respecto. ¿Qué pasaría si solo pagan 1000 personas y se presentan 2000 sin dorsal? 

- Aquí los números lo son todo, y creo que la frase, "la carrera mas multitudinaria de Tenerife" la oí más de cien veces. No voy a discutir si eso es cierto o no, pero meter a 3000 personas en las mini calles de La Laguna me parece una locura. Lo primeros tienen vía libre, pero los últimos van de atasco en atasco y no quiero pensar que pasaría si alguien se cae.

Casi al fondo de esa marea roja estábamos la jefa y yo
- El grupo de cabeza de carrera me dobló, pero ver a los primeros esquivando al segmento de cola, y casi verlos como empujaban a alguno delante mio me pareció lamentable. Lo cual me hace llegar a la siguiente conclusión, no dar premios en metálico y hacer la carrera meramente popular. Y si no hay premio en metálico, asumo que la inscripción bajará de precio. No le veo sentido a dar 300€ a los primeros de cada categoría en una carrera de 5.5km.

Salir de los primeros tiene sus ventajas
- Esto no es una crítica a la carrera, pero hay que comentarlo. Nunca había visto tantos recortadores juntos. Aunque, ¿es un #runnerdemierda una persona que va a acabar una carrera de algo más de 5km en 40 minutos o más? La verdad es que a este tipo de corredores no los veo presumiendo de marca, así que los perdonaré, pero espero que no comentan esos mismos "errores" en otras carreras.

En fin, una carrera que va de más a menos en servicios y calidad por la moda de meter cuantos más mejor, y que tras cuatro años seguidos de participación no se si repetiré este año.


02 enero 2014

Analizando el 2013

No se me ocurre mejor forma de empezar el año que echando la vista atrás y haciendo balance de lo que he hecho el año pasado. Tanto en lo laboral como en lo personal no me puedo quejar, así que vamos a centrarnos en lo deportivo que es lo que más depende de mi.

11 dorsales para un 2013 que ha dado para mucho
1.- Mi primera maratón
2013 empezó con mi debut en la distancia de Filípides. La carrera no salió como esperaba pero logre acabarla. Mientras llegaba a meta dije que nunca más correría una maratón, que no merecía pena. Antes de volver a Tenerife, un par de horas más tarde, sabía que en 2014 volvería para intentar hacer las cosas mejor, y en esas estamos ahora mismo.

Reunión pre carrera con un montón de buena gente

Vaya equipo. Aquí si que hay kilómetros en las piernas

Mi paso por media

Molido pero contento. Finisher de mi primera maratón

2.- MMP en media maratón
Aprovechando la inercia de la maratón y los entrenamientos por montaña en marzo fui a mejorar mi marca en media maratón. La idea era bajar de 1h40 y me lancé a por ello. Llevé los tiempo de paso apuntados y los consulté cada 3 o 4km. Tras 1h:37:59 de carrera pasé por la meta, así que objetivo cumplido.

MMP en media maratón
3.- Mi primer trail largo
6 días después de la Media Maratón de la Galletas me enfrenté a mi primer trail largo (30km y 1600m de D+). en el 25 peté, pero a base de cabeza y mucha cabezoneria terminé en 4h:44. Otra prueba más por encima de las cuatro horas.

Mis primeros pasos por la montaña
4.- La gran locura
En mayo hice la mayor locura del año al inscribirme en la Transvulcania de 2014. Por delante un año para prepararme una carrera de 84km en la que coincidiré con muchos blogeros y que promete ser una fiesta en las horas antes de la salida. Luego tocará sufrir y ver hasta donde puedo llegar, aunque espero que sea hasta la meta.


5.- Mucha montaña, poco asfalto
A partir de mayo, mucha montaña y poco asfalto para preparame para la Transvulcania. En el último tercio del año he encajado como he podido el plan para lo que será mi segunda maratón en Gran Canaria.

Uno de los puntos donde más he sufrido este año, La Punta - Chinamada
6.- Mi primera maratón de montaña
A finales de diciembre, hice la que hasta ahora es mi mayor carrera. 45km por montaña en un tiempo de 8h:28. Pese al esfuerzo y a la pájara tan grande que me dió, solo saco conclusiones positivas de la carrera.

Mi carrera más larga

Finisher de otra maratón, esta vez de montaña

Aún más molido que en Gran Canaria
2014 se presenta con dos grande retos, en enero en la Gran Canaria Maratón y en mayo con la Transvulcania. Como siempre, habrán más carreras para hacer más amenos los entrenamientos, y desde mayo hasta diciembre hay algunas ideas en la cabeza, pero eso lo dejaremos para más adelante.

En cuanto a números, pues poco que decir. Creo que una imagen vale más que mil palabras.

Superando por primera vez los 2000km en un año
Revisando lo que escribí más o menos hace un año he visto este comentario

Cuanta verdad hay en estas palabras
Y como siempre, el Sr. Gonzalo tiene razón, me he reído bastante leyendo la entrada y comparando lo conseguido en 2012 y 2013.