30 septiembre 2013

Road to Gran Canaria Maratón 2014


Muchos llevan pocas semanas, otros ya están en la mitad, incluso algunos, ya están empezando a soñar con el tapering, pero amigos, yo empiezo hoy.

Hoy hace exactamente un año que escribí esto. Con este post daba comienzo lo que sería la preparación para mi primera maratón. 16 semanas después estaba en la salida y el objetivo de acabar se cumplió aunque personalmente me quedé con un pequeño mal sabor de boca (esperaba terminar un poco mejor).

Esta semana la he llamado semana cero y en ella espero descansar un poco las piernas, ver como evolucionan las molestias de la planta del pie y sobre todo terminar de preparar lo que será el plan para mi segunda maratón de asfalto.

Lo peor que llevé el año pasado fueron las 16 semanas de entrenamiento. He de reconocer que se me hizo muy largo, pero esta vez será distinto porque no puedo perder de vista el otro gran objetivo del año que viene (Transvulcania). Para eso he divido el plan en dos bloques. El primer bloque será de dos meses (8 semanas) y en él haré todas las tiradas largas por montaña de cara a prepararme las K42 Anaga Maratón. Tras esta carrera dejaré la montaña y pasaré pura y exclusivamente al asfalto para terminar de afinar la preparación de la Gran Canaria Maratón. Como el papel lo aguanta todo parece un plan perfecto, pero hay que tener en cuenta el tapering para la Anaga Maratón, y ver como está el cuerpo la siguiente o siguientes semanas. También hay que tener en cuenta el tapering de la Gran Canaria Maratón por lo que si vamos quitando semanas me doy cuenta que tampoco tengo mucho tiempo.

Por medio hay un par de carreras interesantes que siempre apetece correr, como la Media Maratón de Santa Cruz, o la Media Maratón de Tacoronte, pero a día de hoy no se sabe nada de estas carreras, así que por ahora no me preocuparé demasiado por si las correré o no.

Para los amantes de los números decir que los ritmos a los que entrenaré serán parecidos a los de mi anterior plan y más teniendo en cuenta la petada de mi debut en la distancia. Ritmos exigente pero que no asustan demasiado porque ya cumplí con ellos el año pasado.

Series
400 - 4:11
800 - 4:17
1200 - 4:20
1600 - 4:23

Salida tempo
Entre 5 y 7km - 4:45
Entre 8 y 12km - 4:54
Entre 13 y 16km - 5:04

Tiradas larga - 5:23

Tengo un año más de experiencia y sobre todo un año más de kilómetros en las patas (unos 2000km más, este es el año que más he entrenando porque prácticamente no he parado). Un año donde he hecho mucha montaña y varias carreras de más de tres horas para acostumbrar al cuerpo a correr realmente machacado. Siento que estoy mejor preparado pero no te puedes fiar, por en 42km pueden pasar muchas cosas.

Los objetivos los tengo bastante claros
  • Mejorar la marca del año pasado (4h:25:26)
  • Intentar bajar en la medida de los posible de las 4 horas
Mejorar la marca de George Bush (3h:44:52) como insinuaba Manuel en otra entrada me parece bastante improbable.

En fin, se acabo el verano, llega el otoño y nos ponemos en marcha para preparar la próxima maratón.

25 septiembre 2013

Un parón inesperado


Este mes tenía un objetivo en mente, era un objetivo humilde viendo algunos entrenamientos pero para mi era suficiente. El reto era terminar este mes, el último mes en el que no estaré siguiendo un plan, con más de 200km. El mes iba bastante bien, y sobre el día quince ya había pasado los 100km. La semana pasada fue una semana rara (con el segundo cumpleaños del enano incluido), que me llevo a tener que condensar las tres salidas que suelo hacer en los cuatro últimos días de la semana. Dada la euforia de los últimos meses no me preocupaba, pero en la salida de 22km del jueves, la molestia que tenía en la planta del pie paso de a dolor. El viernes llamé al fisio y tras 15 minutos contándole lo que tenia me diagnóstico la temida fascitis plantar.

Era una lesión que me rondaba por la cabeza, aunque siempre he oído que afecta al talón y en mi caso el problema era en el arco plantar, lo que solemos llamar puente. Además desde hace tiempo aplico la teoría de ignorar todas las molestias que tengo, y en caso que alguna me preocupe llamo al fisio, pero nada de andar buscando cosas en Internet que luego pasa lo que pasa.

Total, cuatro días de reposo dándome masajes con una botella de agua congelada, esperarando al martes para ver la evolución. Ayer fui al fisio bastante preocupado, las molestias seguían ahí y mi mente ya empezaba a ver una lesión de varias semanas justo cuando tenía que empezar el plan para la maratón.

Tras una buena paliza se mantiene el diagnóstico de fascitis plantar (aunque bastante leve), pero con algo que no sabía que podía ocurrir, sobrecarga en la planta del pie. El fisio se tiró un buen rato "rompiendo" nudos de mi planta del pie. Si cuando te lo hacen en un gemelo o en el cuadriceps duele en la planta del pie es el siguiente nivel.

Lo bueno es que parece que tengo un poco de todo, pero nada grave por lo que entre hoy y mañana podría volver a rodar con calma. El fisio me recomendó cambiar de tenis porque los que estaba usando tenía que estar bastante tocados. Lo curioso, es que esta molestia empezó cuando estrené las Adidas Sequence 6. Parece que mi pie se ha encontrado otro modelo con el que no puedo, y que no me quedará más remedio que vender por ebay como ya hice con las Saucony Triumph 8 y 9. Parece que mi matrimonio con las Kayano durará algunos meses mas.

En definitiva un parón bastante inoportuno, pero que parece que con un poco de suerte no dejará secuelas, ahora que ya estoy empezando a armar lo que será mi segundo plan para una maratón.

09 septiembre 2013

II Trail de San Miguel - Crónica

A 9 de la mañana llego a San Miguel. Me queda media hora tranquila en la que me da tiempo de comprarme una camiseta del Desafío Canarias, donde los 10€ de la camiseta van íntegramente a la AECC. También da tiempo de darle de desayunar al enano (un diez para la familia que me acompaña a todas estas locuras) y de saludar a algún conocido que se está iniciando en esto del trail.

La carrera me sorprendió porque pensaba que los 7.5 primeros kilómetros eran en bajada, pero no era así. Los primeros 4 kilómetros eran un continuo sube baja por barrancos para luego bajar durante 3.5km a tumba abierta.

El plan de la carrera era hacer la primera vuelta tranquila para en la segunda vuelta apretar un poco. Los primeros kilómetros son un continuo sube baja. Empiezo muy atrás pero en los sitios donde puedo voy adelantando corredores aunque en algún punto toca pararse o ir caminando porque se van formando pequeños tapones. No me preocupa mucho porque voy a un ritmo que considero bueno. El calor aprieta, sudo más de lo normal y no me queda más remedio que echarme agua por encima porque noto que me estoy asando (y solo han pasado 4km). Llegamos al cuarto kilómetro y a partir de aquí toca bajar a muerte. Me pongo detrás de un corredor que lleva un buen ritmo y trato de seguirlo. Veo que va rápido y me doy cuenta que puedo seguirlo sin problemas. Voy calculando donde tengo que pisar con uno o dos pasos de antelación. Me sorprendo gratamente, aunque me pone nervioso ver como se están moviendo los tobillos del corredor que llevo delante, como los míos vayan igual estoy seguro que me comeré el suelo en breve. Llegamos al punto más bajo de la carrera y primer avituallamiento de la carrera. Me tomo un minuto para echarme agua por encima, comer un poco de fruta y recargar el bidón. Ahora tocan 4.5 en subida. El primer kilómetro es corrible, pero a partir de ahí y con pendientes del 20% toca caminar. Eso si, aprovecho cualquier tramo llano para correr y soltar las piernas. Y así llego al final de la primera vuelta.

Terminando la primera vuelta. Foto Trail Canarias
Todo va según lo previsto. Hago el paso por los 12 en 1h:26 muy pero que muy entero. Doy la vuelta en un cono y toca volver a empezar la carrera. Me doy cuenta que de repente me quedo solo, parece que muy poco gente se aventura con los 24km, así que durante mucho tiempo iré solo. Aquí cometo un error, ya que ni me entero que aquí hay un avituallamiento y me lo salto. En ese momento no era consiente pero me quedaba poca agua.

Empiezo de nuevo el circuito, y me tomo un gel tranquilamente. Lo llevaba por si acaso, pero visto lo que he sudado en la primera vuelta me parece una buena idea. Curioso es que durante un buen rato busqué una papelera para tirar el gel pero no vi ninguna. Una voluntaria se dio cuenta y me dejó darle el gel para que ella lo tirara, desde aquí, gracias. Salgo del pueblo y llegamos a los barrancos. El día se ha nublado por lo que el sol da algo de tregua pero dentro del barranco sigue habiendo mucho calor. Los tapones de antes ya no están por lo que puedo correr sin problemas. Voy bien, hasta que de repente una sensación empieza sale a la luz, el isquio izquierdo empieza a amenazar con subirse. Esa molestia empieza a ponerme nervioso sobre todo porque el gemelo izquierdo también empieza a mostrar el desgaste y me quedan un par de kilómetros buenos en bajada donde me van a hacer falta si no quiero que la bajada se haga muy larga.

Con la pierna izquierda tan tocada uno no puede levantar la piernas tanto como antes por lo que el miedo a acabar en el suelo crece. Decido bajar el ritmo ahora ya que todavía queda un rato para empezar la bajada. Trato de beber agua y me doy cuenta que voy justo, de echármela por encima nada, solo me queda para beber y estirándola un poco.

Así llegamos a la bajada. Parece que la pierna ha mejorado algo, pero no me fio. Empiezo a bajar tranquilo, lo malo es que bajando tranquilo hay que frenar por lo que las quejas reaparecen. Decido dejarme caer y bajar como lo hice en la primera vuelta, pero muy concentrado porque había que buscar el camino más liso posible. Casi llegando al final de la bajada, pasó lo inevitable, patada a una piedra, desequilibrio total, intento recuperarme y zas, tirón en el gemelo derecho. Paro un momento, y el chico que iba detrás se para preguntarme si estoy bien, le digo que si, y sigue. Veo que el dolor se va bastante rápido y decido seguir bajando igual, esquivando piedras.

Así llego al punto más bajo y consecuentemente al avituallamiento. Como fruta, bebo algo de isotónica, me echo agua por encima y recargo el bidón. Todo me ha sentado de lujo, así que toca subir de nuevo. En subida como voy más despacio no me molestan las piernas, pero veo que caminando voy más lento, por lo que me olvido de hacer la segunda vuelta más rápido que la primera. A partir de aquí es caminar, y correr lo que se puede, mucho más lento que en la primera vuelta, pero sin parar.

Como me gusta complicar las cosas en este tramo en subida el estómago me empieza a doler muchísimo. Me sorprende porque nunca me había pasado. Cuando el estómago aprieta, aflojo un poco, y cuando me calmo sigo con el ritmo que en ese momento pueda llevar. Así, sufriendo un poco más de la cuenta, llego a la meta en 3h:01, haciendo la segunda vuelta en algo más 1h:34.

II Trail de San Miguel (parciales)

Después de llegar a la meta y durante toda la tarde estuve fatal del estómago (lo dejamos así porque no quiero entrar en más detalles)

Al final, posición 28 de 44 en la carrera larga, y si hubiera hecho la carrera de 12, habría entrado el 65 de 138, teniendo en cuenta que podría haber apretado más en algunos tramos. Contento, aunque sin las molestias de las piernas y del estómago quizá podría haber arañado algún minutos más.

Con esta acaban las carreras de trail hasta diciembre, viendo que queda mucho por hacer para afrontar con garantías una carrera de 42km por montaña (de una ultra de 84 ni hablamos). Sobre todo viendo que en casi todas las carreras terminó sufriendo algún tipo de calambre o amago.

02 septiembre 2013

II Trail de San Miguel


El próximo sábado 7 de septiembre volveré a ponerme un dorsal, en lo que pueda que sea mi última carrera de trail hasta la K42 Anaga Maratón de diciembre, si finalmente me decido a hacerla. Meter una maratón de montaña en la preparación de una maratón de asfalto no parece una buena idea, aunque no hay que perder de vista cual es el objetivo real, y que en este caso se llama Transvulcania.

La carrera es el II Trail de San Miguel y que al igual que el año pasado cuenta con dos modalidad, 12 y 25km.

Recorrido II Trail de San Miguel (2 vueltas de 12km)
Perfil II Trail de San Miguel
La carrera de 25 son dos vueltas al circuito de 12 (¿no deberían salir 24?), motivo por el cual hasta el útlimo momento dudaba en que distancia inscribirme porque no me gustan las carreras de dos vueltas. Al final el hacer una prueba algo más larga de lo normal y el superar los 1000 de desnivel positivo me convencieron para hacer la versión larga.

Como se puede ver en el perfil de la carrera serán 7.5km prácticamente en bajada para luego afrontar unos 5km en subida constante. Supongo que desde el primer momento me descolgaré ya que bajar no se me da nada bien y dudo que pueda recuperar en la subida, así que, desde el primer momento saldré a hacer mi carrera.

El objetivo es valorar mi estado de forma después de 25km. La primera vuelta iremos reconociendo el terreno, tranquilo pero sin pausa, para llegar lo más entero al final de la primera vuelta, una vez ahí habrá que ver como me encuentro para ver cuanto se puede apretar en la segunda vuelta. Vamos, un de más a menos en toda regla.

Esta vez parece que el dorsal podré recogerlo cerca de casa, así que esta vez no tendré que meterme una pechada de más de 100km.

Como nota final decir que esta es la última carrera del circuito Trail Running de Adidas. Cuatro carreras en la que me lo he pasado bastante bien y que me han servido para hacer una buena introducción al mundo de trail, algo casi obligatorio si vives en Tenerife.

Nota: Tras varias carreras he establecido un método científico para estimar el tiempo que tardaré en hacer cualquier carrera. En este caso el método falla un poco porque "la muestra" es muy pequeña, pero una estimación inicial me da un tiempo aproximado de 3h:06. Veremos en cuanto me aproximo a esta cifra...