28 agosto 2012

De nuevo por aquí con más ganas que nunca...


Hoy me he propuesto escribir algo en el blog porque tenía la sensación que llevaba un buen tiempo sin escribir, pero lo que no me podía imaginar es que casi llevo dos meses sin escribir nada. Pese a que son dos meses la verdad es que poco hay que escribir. La pregunta que me he planteado inmediatamente es, ¿qué he hecho en estos dos meses?, y la verdad es que he corrido poco, por no decir nada. De resto, he asistido a varios talleres y cursos para mantener un poco el contacto con el mundillo de mi profesión. El 'enano' pasó su primer proceso vírico (o así lo definieron los médicos) que me dejó ko ya que durante una semana la fiebre no bajaba de 39 y nos forzaba a levantarnos cada hora durante la noche para controlar la fiebre, y cuando ésta subía tocaba zafarrancho a base de paños frios, nada grave, pero que te deja con muy poca energía para correr. Junto a esto, varias jornadas laborales de infarto que no se pueden evitar y que de vez cuando tocan. Todo esto fue en julio y en agosto la cosa no mejoró, ya que hemos pasado por varias olas de calor que hacían imposible ir a correr y que durante mis dos semanas de vacaciones me dediqué única y exclusivamente a la familia.

Como nota positiva según mi perfil de endomondo ya llevo más de años corriendo, y sus estadísticas me dan 248 salidas y 2296km lo que pone una discreta media de 9.25km por salida sobre la mesa. Ah, y se me olvidaba que tambien he avanzado de categoria en las carreras y a partir de ahora seré M35.

Ahora todo parece que ha vuelto a la normalidad. Me he reincoporado al trabajo después de dos semanas de descanso y toca volver a la rutina para en octubre empezar la preparación del reto del año que viene. Por delante tengo 5 semanas para mejorar el tono físico y muscular (y mental, que también es importante) despues de dos meses de poco entrenamiento, aunque creo que es más que suficiente para volver a ponerme las pilas. El objetivo es volver a rodar entre 18 y 21km en las tiradas largas a ritmos suaves para afrontar el plan con garantias, aunque para eso habrá que ir poco a poco, para evitar lesiones y molestias innecesarias.

El plan como siempre es salir tres veces en semana e ir incrementando las distanticas y los ritmos poco a poco y como novedad, intentaré meter el cuarto día de entranamiento que en mi caso será de bicicleta estática, gomas y demás acondicionamiento físico. Este entrenamiento será fundamental de cara a la maratón así que cuanto antes empiece a meterlo en la rutina semanal mejor que mejor.

De cara a la maratón hay varias carreras que tendré que plantearme correr. En el calendario están la Tenerife Bluetrail, la Media Maratón de Santa Cruz, la Media Maratón de Tacoronte y la San Silvestre Lagunera así que habrá que ver como van cuadrando en el plan de entrenamiento, aunque eso ya es otra historia.

Ahora simplemente es el momento de volver a rodar...