31 julio 2013

II Vida Trail Nocturno El Médano 2013 - Crónica

Se acaban las vacaciones pero antes me he vuelto a poner un dorsal, bueno, en realidad dos.

5KM

A las 18 horas tenía lugar una carrera de 5km de iniciación al trail. Tras hablarlo con la organización no había ningún problema en participar en las dos carreras así que me inscribí para hacer de escudero de "la jefa". Era uno de esos días raros en El Médano porque no había viento, por lo que el calor y el bochorno eran demoledores. Unos minutos antes de la carrera nos explican el recorrido y veo que no es del todo complicado, salvo unos tramos en los que hay que ir por arena. Se da la salida y todo el mundo sale a lo loco, creo que mucho "pro" hizo esta carrera para intentar hacer podio y eso convirtió la salida en una locura ya que muchos ni estaban atentos cuando se dio la salida. Nada más empezar había que bajar un par de escalones para coger un paseo que nos llevaría al final de la playa para luego acceder a la zona más alta del circuito, para desde ahí empezar el camino de vuelta. Protejo como puedo a mi acompañante de los empujones, tantos hay, que una pobre chica termina en el suelo a unos 10 metros de mi, poco puedo hacer porque como me pare la que se puede liar es peor.

Una vez en el camino nos ponemos a la derecha del todo y si alguien quiere adelantar tiene toda la izquierda y siendo sinceros, que se busque la vida. Así poco a poco termina el camino inicial y llegamos a un tramo de arena. Con la temperatura que hace y la arena toca caminar un poco. Seguimos y salimos de la zona de arena para llegar a un camino de tierra y arena que nos llevará a la zona más alta. En este punto ya llevamos a 4 personas detrás, lo cual es genial de cara a la motivación. Llegamos a la subida, y caminando lentamente llegamos a la parte alta. Paramos un segundo, y nos deleitamos con la vista para luego empezar el descenso. Al llegar de nuevo a la playa, zas, flato. La jefa no puede más, y hay que pararse a caminar, muy pero que muy despacio. Poco a poco nuestra perseguidoras nos adelantan y se nos escapan, aunque ya da igual, lo que toca ahora es recuperarse para llegar vivo a la meta. Seguimos caminando por la playa a buen ritmo, hasta llegar de nuevo al paseo. Aquí vuelven la fuerzas y comenzamos a correr de nuevo con el objetivo de adelantar a una chica que tenemos a unos 20 metros. Esta nos ve correr y sigue caminando por lo que pienso que la podemos adelantar (yo no, pero a la jefa seguro que le hace ilusión no llegar la última). Pero de repente ella también saca fuerzas y corre, por lo que ya no podemos hacer nada. Así, poco a poco llegamos a la meta. Un poco antes, me separo un poco y dejo que se lleve el mayor aplauso que he visto he una carrera (yo quiero un aplauso así una vez en la vida). Al momento entro yo, y alguno hasta me felicita por acompañarla. Nos damos un abrazo y veo que esta vez ha llegado feliz, aunque está algo cabreada por el flato. Los datos de la carrera son, 4.76km a un ritmo medio de 9:45, lo cual no está nada mal.

Lo mejor de todo, "la jefa" ya está pensando en otra carrera, aunque habrá que seguir buscando carreras cortas.


15KM

La carrera de 15km tiene menos historia ya que el circuito era poco técnico salvando que había muchos tramos en arena y que era un trail nocturno. Con algo de retraso empezamos desde la playa (esta vez eliminaron los escalones en bajada para llegar al paseo, aunque había que subirlos). La gente salio como un tiro así que me coloqué más o menos en la zona media y viendo la clasificación final, ahí me quede. Salimos del paseo y toca correr en arena, esta vez ya no vale caminar, y en un momento, los cuadriceps y los gemelos se están quejando, parece que de hacer la carrera de 5km no fue buena idea.

Salgo de la arena y empezamos a subir un barranco, aquí lo mismo vamos por arena, que por tierra. Aquí el bochorno y la humedad me matan y empiezo a sudar lo que no está escrito. Seguimos por los barrancos, sube un poco, cruzamos al de al lado, vuelve a subir, vuelve a bajar, pasa por arena, ahora piedra, vamos, un circuito bastante divertido. Poco a poco me voy sintiendo mejor, y veo que puedo mantener el ritmo así que me quedo en el grupo en el que estoy, aunque creo que van más rápido de lo que podré aguantar.

Salimos de la zona de barrancos para, paralelo a la playa ir por un camino de piedras, tierra y más arena, también hay que esquivar plantas y demás obstáculos. Aquí ya llevo encendido el frontal y tras pasar 5 minutos jugando con el foco y la intensidad, encuentro una combinación perfecta, tanto es así, que corro perfectamente y uno de amigos también lo usa como complemento al suyo. En este tramo llevo a mi amigo al lado y delante una chica, las bromas sobre la arena y sobre cualquier cosa, hacen que este tramo se pase bastante rápido. Llegamos al punto más alejado, y toca recargar el bidón de agua y ponerse una pulsera de control. Aquí la chica del avituallamiento me reconoce, y me dice, "¿pero también estás haciendo esta?", y le contesto, "si claro", a lo que contesta, "estás fatal, pero suerte"...

Toca volver al Médano, pero esta vez por playa. Menos mal que la arena está dura, y se puede correr sin mucho desgaste. Sigo recuperando posiciones, y me voy sintiendo cada vez mejor. Así, poco a poco enlazamos con el circuito de 5km que conozco porque he hecho hace un rato. Tras superar el camino de piedras, toca subir al punto más alto, y varios corredores paran a caminar, como se como es la subida y me veo con fuerzas, me la hago del tirón. En la bajada soy mucho más prudente, pero nadie me adelanta, así que, todos pensaron lo mismo.

Últimos kilómetros, otra vez sobre playa y al comenzar a correr vuelvo a ver a la chica de antes y que se me escapó en el avituallamiento. Le pregunto si va bien y me dice que está con calambres, le ofrezco agua y un gel, aunque rechaza ambos ofrecimientos porque ya tiene, le digo si puede llegar bien, me dice que si, así que sigo con lo mio. En este último tramo la velocidad es casi como de una carrera de asfalto, tanto que el último kilómetro sale a 4:50.

Llegamos a la meta adelantando a tres corredores en los últimos 100 metros, y aunque llegamos muy frescos, me sorprende ver a tanta gente ya que pensaba que íbamos mejor. Eso si, llego seco, por lo que en un hora me bebo algo más de dos litros de agua. Una vez parados llega ver la dura realidad de esto de correr. Veo a un chico que estudio conmigo y que lleva corriendo desde primeros de año y ha empezado directamente en trail, me metió casi 10 minutos. "La jefa" se ve a una amiga esperando a su marido, lleva corriendo un par de meses, solo logré "ganarle" por un minuto. Vamos, o no entreno lo suficiente o la genética de algunas personas es la leche. En fin, es lo que toca, y poco puedo hacer...

Al final, posición 107 de 231 en la general o 63 de 121 en mi categoría, por lo que acabé una vez más en la zona media.

Ahora a pensar en la próxima, y que será la última carrera del circuito, el 7 de septiembre en San Miguel.

26 julio 2013

Vacaciones y II Vida Trail Nocturno El Médano 2013

Estoy de vacaciones. Es un periodo de descanso y donde la rutina desaparece complemente. Pero esa rutina es la que a mi personalmente me ayuda a entrenar, se lo que hay que hacer y cuando puedo salir. En estas casi dos semanas poco he salido, una salida de montaña de 25km que me dejó KO completamente y una salida rápida por Santa Cruz de casi 11km a eso de las 10 de noche y a más de 25 grados que me dejó igualmente KO. Además, y supongo que por la falta de entrenamiento me han empezado a doler las rodillas y los tobillos. Curioso que cuando menos salgo más me duelan las piernas.

Ya son varios los periodos de vacaciones que he pasado desde que estoy corriendo y se lo que pasa. Realmente no me preocupa, ya que solo se pierde un poco el ritmo, pero las piernas descansan algo más, lo cual no está nada mal. Además este año está siendo genial, ya que el enano con sus 22 meses ya está empezando a hablar, y eso de estar en la playa y que el peque se de la vuelta y diga "papa" para que lo acompañe a darse un baño no tiene precio.

La que sigue imparable es la jefa. Después de su debut en un cross popular bastante complicado afronta su primera carrera de trail de 5km este sábado por la tarde/noche. Yo haré de escudero y estaré con ella toda la carrera (estoy inscrito en la carrera de 5 y de 15km). Lo gracioso del asunto es que anoche me pregunto, ¿y si hago la carrera de 10k mientras tu corres la maratón? Le asusta un poco el no estar preparada, pero quedando unos 6 meses para la carrera y partiendo de la base que ya está en torno a los 7km en forma de Ca-Cos o 4km corriendo del tirón, creo que tiene tiempo de sobra para llegar "bien" a la meta.

Y respecto a mi carrera de 15km poco que comentar. Descarté la de 30km porque son dos vueltas a un circuito que tiene pinta de ser algo feo y encima con la complicación de ser una carrera nocturna. Lo único es que me he visto obligado a comprar material que no tenía y de paso ya he pensado en la Transvulcania, así que ya tengo frontal de luz, un Led Lenser H7. Inicialmente compré un Petzl Tikka XP2, pero la oferta del Led Lenser me gustó más, y lo cambié. Ya comentaré en otra entrada mi experiencia con el frontal, así como del Garmin Forerunner 310XT que me regalaron hace una semana en mi cumpleaños (si, en estas vacaciones he cumplido 36 tacos, por lo que ya estoy más cerca de los 40 que de los 30). También compré una luz "trasera", pero eso tiene menos historia así que poco más que añadir.

Lo único malo de la carrera, la pechada de 140km (ida y vuelta) que hay que hacerse para recoger el dorsal. Eso, y que no han publicado nada del perfil de la prueba, así que vamos un poco a ciegas. Veremos que tal va la carrera con tan poco entrenamiento estas dos últimas semanas.

Y para terminar, os presento a la jefa, antes de salir a correr a las 7 de la mañana (lo de correr por la tarde lo lleva fatal por ahora)...

La JEFA... :P




14 julio 2013

Los peligros de correr por la montaña

Correr por la montaña tiene sus riesgos, los más comunes son las torceduras de tobillos o rodillas (en casos más extremos) o los tropezones con sus respectivas caídas si no tenemos suerte. Pero para lo que uno, o por lo menos yo no está preparado es para lo que me paso este fin de semana.

Estaba yo tranquilamente bajando una pequeña cuesta, después de hora y media de entrenamiento cuando de repente sentí un latigazo en el tobillo izquierdo. Inmediatamente paré en seco con el correspondiente quejido. Pensé que me había roto algo, porque el dolor fue muy intenso. Al mirarme el tobillo no podía creer lo que estaba viendo, una avispa. No se como llegó ahí o como en carrera logro posarse y atinar un "picotazo" a través de la media pero ahí estaba ella tan tranquila y yo tan dolorido. Intenté quitármela como pude pero cada vez que lo intentaba, más me dolía. A los 10 segundos de estar parado, supongo que la avispa se canso de hacerme sufrir y decidió irse. Me dejo secó sobre todo porque no recuerdo una picada de avispa en mi vida, y no sabía si sería alérgico (las picaduras de mosquito de vez en cuando me hacen reacción y no veas como me dejan). Miré el reloj y todavía quedaban unos 5km para volver al coche. La parte positiva es que estaba acompañado por lo que si la cosa se ponía fea por lo menos tenía a alguien a mano.

Tras un par de minutos caminando, el dolor empezó a hacerse intermitente por lo que pude terminar la salida sin demasiados problemas, y por la tarde, el  picor y dolor venían y se iban cada 10 o 15 minutos así que dejé de darle importancia. Hoy al levantarme pude ver claramente la picadura, y una pequeña inflamación del tobillo. Todavía molesta pero ya no pica, así que asunto resuelto. Definitivamente lo que me pasa a mi no le pasa a nadie más.

De resto, he terminado una semana tranquila, en la que he intentado dar descanso a las piernas porque ya empezaban a quejarse demasiado, incluso han empezado a salir las primeras molestias en las rodillas que suelen terminar conmigo en el dique seco un par de semanas.

A la "machada" del martes de hacer 27km en bici e inmediatamente después algo más de 5km corriendo, siguió una salida horrible el jueves de algo más de 10km, con un calor y una humedad propias del mismísimo infierno. En ningún momento sentí cómodo, pero bueno, todo suma. El sábado otros 20km por montaña para seguir acumulando. La primera parte salió a buen ritmo, pero en el tramo final, el calor pasó factura, y junto al incidente, hizo termináramos caminando los últimos kilómetros.

Y hoy domingo una nueva aventura. Quedé con los compañeros de trabajo para nadar un rato. Tras medirlo un poco con google maps, creo que me salieron algo más de 500 metros en algo menos de 30 minutos. Sabía lo que pasaría (llevo más de 20 años sin nadar más de 10 metros) así que me lo tomé con calma desde el principio. Esta calma no fue suficiente, y no me quedo más remedio que combinar croll con braza. A pesar de todo me gusto la experiencia así que la repetiré. Es una buena forma de hacer ejercicio donde las rodillas y los tobillos sufren cero.

Durante los próximos 15 días estaré de vacaciones, así que a ver como salen los entrenamientos, porque a mi el salirme de la rutina diaria me siente fatal. De todas formas estoy inscrito a una carrera el próximo sábado 27, realmente estoy inscrito a dos, porque tanto haré la versión de 5km para acompañar a la jefa en su primer trail como la versión de 15km. Veremos como sale el experimento...

10 julio 2013

1000 razones para correr

En esto de correr todo son números. Cuando empezamos queremos correr 30 minutos, luego 35, y así hasta que un día nos vemos corriendo una hora casi sin problemas. Luego un día, decidimos apuntarnos a una carrera, y entonces los números empiezan a cambiar, aunque siguen estando ahí, acabar este 10K en menos de 50 o 45 minutos, bajar de las horas en la media, y ya para rematar, bajar de 4 horas en una maratón. Y sin darnos cuenta un día vemos que en los entrenamientos semanales también estamos marcados por los números.

Pues bien, a mi en estas fechas no me ha quedado más remedio que fijarme en varios números. Según que mi fiel endomondo el pasado 28 de junio he hecho 3 años corriendo, o por lo menos registrando mis salidas con el móvil o el Garmin. Realmente empecé a correr en enero de 2010, aunque mi comienzo fueron en el gimnasio. Al tiempo me di cuenta que pagar 40€ al mes para correr, hacer bicicleta estática y abdominales era un derroche, así que, saque mi viejas zapatillas de correr del armario y empecé a ir a correr al Parque de la Granja que está muy cerca de mi casa. Para los más curiosos mi primera salida fue de 5.31km a 5:49 de media y las agujetas me mataron durante una semana, de hecho no volví a correr hasta 7 días después. Lo recuerdo como si fuera ayer...

Siguiendo con las celebraciones el mes pasado también logre llegar a los 4000km acumulados. Para 3 años corriendo son pocos, pero el primer año acabé lesionado y pasé en "dique seco" prácticamente 3 meses. Es lo que tiene la inexperiencia y el entrenar a lo que salga sin controlar un poco los incrementos en las distancias.

Y para terminar las celebraciones, el pasado sábado, en el último kilómetro de mi salida de 24 por Las Raices acumulé 1000km en este año. Una cifra que por ahora convierte este 2013 en el año que más he entrenado. En 2012 llegué a esta cifra en la primera semana de octubre y a mediados de diciembre en 2011. Es una cifra discreta viendo los ritmos de entrenamientos que llevan algunos blogeros pero yo me siento muy contento, más que por los 1000km por como estoy asimilando los entrenamientos (todavía no hay grandes signos de agotamiento).

Y para terminar comentar que los entrenamientos siguen a buen ritmo, alargando cada vez más las salidas en montaña y metiendo algo de bicicleta.

  • Martes: 10.03km a ritmo cochinero (5:23)
  • Miercoles: 25km en bicicleta con los compañero de curro en algo más de hora y media.
  • Jueves:  12.26km a ritmo algo más "vivo" (5:11).
  • Sábado: 24.79km (629m de desnivel positivo) por montaña.
El domingo era el Cross Benéfico de San Benito y siendo prudente decidí no participar. Eran sólo 4km, pero hubieran sido a cuchillo, en un circuito con un desnivel bastante incomodo y con un calor impresionante, y mis piernas no estaban para eso. La que debutó fue "la jefa", y la verdad es que no lo hizo nada mal, 2.40km en 20:02 (lo que da un ritmo medio de 8:21). Llegó la última pero es que habían pocas corredoras (9 para ser más exactos) y el nivel era bastante alto (que mal se pasa en la espera). De todas formas ya está inscrita en la próxima carrera.

Y para celebrar todo esto y que dentro de poco me voy de vacaciones, ayer 27km en bici en algo menos de hora y media y al llegar a casa dejé la bici y me fui al Parque a correr durante 30 minutos en los que logré hacer 5.7km. Me costo mucho quitarme la pesadez de piernas, prácticamente 1km, pero a partir de ahí la cosa mejoró algo. 

Eso si, hoy estoy muerto, pero nadie dijo que prepararse la Transvulcania iba a ser un camino de rosas...

Le estoy cogiendo el gusto a esto de la bicicleta y correr, seguiremos informando...



01 julio 2013

II Carrera Benefica Trail de Montaña - Crónica

Semana dura esta que ha acabado. Sigo incrementando poco a poco los entrenamientos y siendo sinceros me está gustando. El plan para la semana era no forzar mucho para llegar lo más descansado posible a la carrera del domingo. El martes salieron 15km a ritmo suave sin forzar mucho la máquina para seguir el plan planteado. El jueves me quedé solo en casa por la tarde y ahí se me vino el plan abajo. No se en que momento se me ocurrió la idea, pero me vi haciendo 30 minutos de bicicleta estática, para 5 minutos después de terminar salir a la calle a hacer casi 11km. La verdad es que termine bastante cansado de piernas, pero siendo sinceros creo que lo llevé bastante bien (mentira, porque el viernes casi no me podía mover de las agujetas que tenía). Como la carrera era 12km, el fin de semana se me iba a quedar un poco escaso de kilómetros, así que el sábado me lancé casi 13.5km con un amigo, lo malo es que la salida llevaba incluidos más de 400 metros de desnivel positivo.

Y con este panorama llegó el domingo. Me levanté bastante cansado y con las piernas bastante algo doloridas. Tras preparar todo lo relacionado con el niño logramos llegar a la plaza de Tegueste a las 8:30. La verdad es que pensaba que iban a correr cuatro gatos, pero el ambiente era inmejorable, aunque el día se estaba poniendo bastante feo, en lo que a calor se refiere (por algo estábamos en alerta naranja).

A las 9 dan la salida, y como siempre veo que estoy mal colocado. En fin, salgo tranquilo y ya en la primera subida, dentro del propio pueblo, algunas personas van caminando. Vamos esquivando gente y nos colocamos en una posicion cómoda. Llegamos a la primera subida y sin parar empezamos a subirla. Tras adelantar varios corredores decido empezar caminar. Podría haber forzado más, pero estábamos en el primer kilómetro y no era cuestión de morir tan pronto. En todos los tramos "planos" corro y cuando la cosa se complica camino lo más rápidamente posible. Llegamos a lo alto de barranco y a partir de ahí la carrera discurre dentro de un bosque, por un camino bastante ancho y a la sombra, así que, sin pensarlo mucho me pongo a buen ritmo. Así van pasando los kilómetros, hasta que llego al primer y único avituallamiento, donde me paro a beber agua. No quiero ir con la botella en la mano y así aprovecho y la tiro en un contenedor que había en el avituallamiento. En ese punto me adelantan varios corredores que también cogen agua. A lo largo del siguiente kilómetro vi varias botellas tiradas en el suelo, algo que me parece imperdonable, hasta alguien que iba detrás mio se quejo y se puso a insultar al que hubiera sido.

Así seguimos el continuo sube baja, hasta que llega el momento en el que ya solo queda bajar. Sabía que aquí se acababa mi carrera porque soy muy malo bajando, así que decido hacerlo lo mejor que se e ir poco a poco. Pongo como referencia a un chico y empiezo a bajar. Voy cómodo, y los cuadriceps no se quejan, aunque el gemelo ya empieza a dar señales de fatiga. Sigo bajando, y llego a un punto donde la bajada es tan fuerte que me paro a caminar. Paso ese tramo y seguimos igual, eso es, siguiendo a mi liebre. Salimos del tramo dentro del bosque y llegamos a un camino de piedras que no llevará de nuevo al pueblo de Tegueste. Mi liebre se para, la adelanto y me quedo sin referencia. En fin, sigo bajando como puedo y al llegar al pueblo veo que me han dado alcance varios corredores. Ahora toca bajar por asfalto, y aquí las cosas van más o menos a la par, aunque aquí el sol no perdona y la fatiga empieza a hacerse notar. Bajamos en torno a los 4:15. La bajada acaba y toca llanear, y aquí ya empiezan las hostilidades entre varios del grupo. Decido echar el resto, y me pongo en modo series de 1000 metros a 4:20, así que, cuando me vengo a dar cuenta he adelantado a todo el mundo y les logro sacar bastantes metros. Enfilo la recta de la meta y veo al enano con su madre, paro a su lado, lo cojo y me dirijo a la meta con el. Estoy feliz, sobre todo porque por fin he logrado entrar en la meta con mi hijo, y de paso porque me ha salido un carrerón, después del esfuerzo del fin de semana todavía me queda fuelle para hacer los últimos kilómetros en torno a los 4:10-4:15. Lastima que el enano se asustara un poco y entrara en la meta llorando buscando a su madre, pero bueno, habrá que ir practicando ésto en las próximas carreras.

Al final, 13.73km (casi 2km más de lo inicialmente previsto) con un desnivel positivo de 655 metros en 1:27 (6:21 de media). Creo que es la primera carrera de montaña en la que me siento bien, y donde no he sufrido tanto como en otras carreras. Creo que es el momento de alargar las salidas de los fines de semana, así que, próxima parada los 25-30km.

También termino el mes con mas de 200km, que aunque para muchos es poco para mi es una cifra bastante buena sobre todo por las sensaciones que ido teniendo a media que me iba recuperando de las molestias de la ingle. En dos semanas he encadenado 4 salidas, otro día bici y correr, y todos los fines de semana con 20km como poco por montaña. Poco a poco esto marcha, así que, estoy bastante contento.