10 agosto 2016

Road to Brussels Marathon

Pues nada, aquí estamos con las primeras ocho semanas del plan completadas, lo que viene a ser justo en la mitad. Creo que es un buen momento para hacer un balance de lo hecho hasta ahora y sobre todo de lo que queda por hacer.

Paso a paso van pasando las semanas del plan
Como ya expliqué en la entrada pasada en este plan he dejado de lado el método FIRST para pasarme al método de las tres balas mágicas de Don Fink. En general la dinámica es la misma, tres salidas de running, una de intervalos, una de ritmo maratón (eso en teoría, en la realidad me salen a ritmo mucho inferiores para estar en el rango que marca el plan) y una última que sería la tirada larga donde en vez de entrenar por ritmos y distancia se entrena por pulsaciones y tiempo y dos salidas de entrenamiento cruzado que en mi caso son de bici / bici estática.

La cosa ha ido bastante bien estas ocho semanas ya que hasta la semana siete no he empezado a jugar con los cambios de ritmo. Hasta ese momento todo han sido salidas aeróbicas para hacer fondo. Poco a poco he ido subiendo los kilómetros de la tiradas largas desde los 11km de la primera semanas hasta los 26,5 de la séptima semana.

Cada semana un poco más
Lo peor está siendo salir cinco veces en semana a entrenar (si dejamos de lado el calor de estas últimas semanas). Con 8 horas de trabajo y dos niños hay que hacer malabares para sacar un hora para entrenar entre semana y no estar reventado. Hasta ahora solo he fallado a un entrenamiento y fue en una semana realmente mala con varias noches sin dormir porque los pequeños estaban malos. Otro detalle de salir 5 veces en semana es que hacer varias salidas seguidas, por ejemplo el martes es duro después de la bici del lunes, y las tiradas largas son un horror después de la salida del jueves y la bici del viernes. Lo bueno es que el resultado se ve, sobre todo en las pulsaciones ya que una salida aeróbica era en torno a 5:40 al principio del plan y ahora está en torno a los 5:25.

¿Y que queda? Pues ahora queda lo bueno. Intervalos criminales los martes, ritmos durísimos los jueves y tres tiradas de 32km en las tiradas largas. Esta misma semana tengo la primera de ellas y si sobrevivo será la señal que estaba buscando para inscribirme en la maratón de una vez.

Respecto al plan pues ando un poco mosca. Hasta ahora creo que he hecho pocos kilómetros. Comparado con el método FIRST que seguí para mi primera maratón ando a estas alturas casi unos 40km por detrás y con dos horas menos de running. Se que entreno más despacio pero me parecen muchos kilómetros de diferencia. Por contra el número de otras de entrenamiento es mucho mayor ya que en este caso hay que contar las horas de bicicleta, y en ese aspecto he entrenado 10 horas más. Si bien es cierto que las 6 semanas que me quedan por delante pintan mucho más duras que lo que hice en su momento en el método FIRST así que habrá que esperar a la semana 14 para ver como terminan los números.

El resumen de estas 8 semanas es de 39 entrenamientos con 328km corriendo y 270 en bici, lo que da un total de casi 43 horas de entrenamiento.