19 noviembre 2014

I Maratón Santa Cruz de Tenerife - Crónica

Pensaba escribir una crónica llena de épica para explicar lo sufrido durante mi tercera maratón. Una maratón donde sufrí como nunca y donde he hecho mi peor marca, 20 minutos por encima de la marca en mi debut, en donde caminé entre el kilómetro 32 y el 42. Lo peor es que en esta carrera casi no deje de correr, si se puede llamar correr a correr entre 7 y 8min/km.

Lo mejor como siempre es el día previo. A las 12 de la mañana me reuno con la expedición "canariona", y tras la recogida del dorsal, toca charla, luego comida y luego post-comida. Un día genial en fantástica compañía. Durante la tarde llueve y eso nos hace ser optimistas respecto al tiempo el día de la carrera. Esta es mi tierra y tampoco me ilusiono mucho, pero soñar es gratis. A las 8 llego a casa y lo preparo todo. Estoy algo nervioso y al final pasaría una mala noche.



Voy a enfrentarme a mi tercera maratón sin una preparación específica, y 4 semanas después de hacer 60km en algo más de 10 horas. La montaña me ha convertido en un diesel, lento pero seguro. El asfalto es distinto, aquí se corre de principio a fin, y si paras a caminar la minutada que te comes es brutal. Cuanto más caminas, más alargas el sufrimiento. Físicamente puede ser mejor, pero psicologicamente es durísimo.

A las 8:30 de la mañana nos reunimos, fotos, charla y todos al matadero. Son las 9:30, no he empezado a correr y ya esto sudando. Hasta bromeo diciendo que deber haber un avituallamiento en el km 0. Y más o menos puntual empezamos a correr.

La que nos espera...
El bueno de Antonio hizo de liebre perfectamente. Llego al km 10 ya con las piernas cansadas, y desde el kilómetro 14-16 con las pulsaciones por las nubes. Mientras Antonio estaba en 140 yo jugaba con las 170. No estaba físicamente preparado para los 42km y en ese justo momento me di cuenta. En cuanto perdía la concentración me separaba varios metros de Antonio y tenía que apretar para manter un simple 5:35. El paso por la media se hace durísimo, se lo que me queda y se como voy por lo que la idea de abandonar empieza a pasarseme por la cabeza.

La soledad del corredor de fondo
En el kilómetro 24 tras caminar por la cuesta más dura del circuito decido hacer lo único inteligente de la carrera, y es caminar. Camino hasta que las pulsaciones bajen de 150 y a partir de ahí, solo correré a 150 pulsaciones. Pongo el Garmin en modo pulsaciones y a "correr" se ha dicho. Así lo kilómetros pasan muy lentamente, entre 7 y 9 minutos me lleva cada kilómetro. No abandono porque veo a mucha gente conocida y casi que me da vergueza (una tontería mayúscula).

En el peor tramo, me veo a un amigo, camino con él ya que va muy cascado. Lo animo y cuando está más o menos recuperado sigo con mi lenta marcha. En ese punto la imagen es dantesca. Salvo los primeros todo el mundo va tocado, casi todo el mundo camina y a mi me quedan 10km de durísimo sufrimiento. Lento pero seguro, los kilómetros van pasando, pero me estoy haciendo mucho daño a mi cuerpo que de por si ya está mal.

Así llego a la meta, feliz, pero sabedor que he hecho muchas cosas mal, entre ellas terminar. Debería haber abandonado pero no lo hice. Creo que me lo tengo que hacer mirar. Esto es un hobby, y no puedo ponerme en peligro de esta manera.




Respecto a la carrera, creo que se ha hecho un buen trabajo pero volvió a pasar lo que NUNCA debe pasar. Se quedaron sin agua. Es verdad es que afectó a poco corredores, pero a mi me tocó. En el kilómetro 30 y algo, no tenían botellas, solo agua en garrafa, así que amablemente le pedí a un voluntario que me buscara una en la basura y me la rellenara. Me miro con cara rara, pero lo hizo, y yo me fui con mi agua. En 39 directamente solo tenían isotónico, y no me arriesgué. Durante 200m recogí muchas botellas de agua del suelo y literalmente me bañe. Si no puedo beber, por lo menos iré fresco. En fin, nunca me cansaré de repetirlo, NUNCA puede falta agua en una carrera, y menos en una maratón. A la llegada agua y paella y nada más. Todo se había acabado. Se de gente que se dio un buen festín en el 8k y claro, luego pasa lo que pasa con lo que llegamos 3 horas después.
De la hora solo diré que empezar la maratón a las 9:30 me parece una locura. Las 8 me parece un mejor horario y si apuras hasta las 7. ¡Si hasta la gente del 8K se quejaba del calor!

En definitiva una buena carrera que puede dar mucho más de si. Por mucho que me duela, a lo que no le veo mucho sentido es a la distancia de la maratón. ¿Cuantos repetirán el año que viene? Yo no, me he cansado de maratones en condiciones extremas, la próxima maratón si o si, será en un sitio donde calor sea 18 grados y no 27.

Y hasta aquí ha dado de si este 2014. Había alguna carrera más en mente, pero he decidido dejarlo aquí. Ahora toca descansar, y mucho, para volver a recuperar buenas sensaciones en carreras más cortas como 10k o medias maratones. Y luego ya tendré tiempo de pensar retos mayores.

Hasta entonces, me he buscado un nuevo amigo para este "reencuentro" conmigo mismo.



12 noviembre 2014

I Maratón Internacional Santa Cruz de Tenerife, ¿estrategia de carrera?

Tercer día de la única semana de tapering que haré de cara a mi tercera maratón. Si las piernas descansan la cabeza trabaja, por lo que constantemente estoy dándole vueltas a la estrategia que seguiré en carrera. No he entrenado para un objetivo específico pero me parece una locura plantearse hacer 42km en los que en algún momento tocará sufrir sin un objetivo en mente. Acabar es un objetivo, pero creo que hay que ser más ambicioso así que una vez más el objetivo será bajar de las 4 horas.


Para plantearse la táctica lo primero es conocer el recorrido, así que voy a describir un poco la carrera. La carrera empieza a las 9:30 (algo tarde para mi) y será una carrera a dos vueltas, lo cual es bueno y malo. En la segunda vuelta sabes lo que te espera y te permitirá dosificar, pero como vayas cascado te puede hundir el saber claramente lo que te espera detrás de cada esquina.

He divido el circuito en dos parte, una primera parte de algo más de 7km y otra de unos 14km.

Primera parte

Por decirlo de alguna manera es la parte urbana y será un continuo sube y baja. El primer kilómetro es relativamente plano, aunque ya empezaremos a ver alguna subida. Entre el primer y segundo kilómetro veremos la peor subida de la carrera, unos 300m donde según Google Earth tendremos un 6% de pendiente media. Tras esto, otros 200m con menos pendiente, solo el 4% de pendiente, harán de este kilómetro una tortura en la segunda vuelta. Después de aquí el circuito pasa por algunas de las calles principales de Santa Cruz (La Salle, Mendez Núñez y Calle de la Rosa). Calles largas que pican hacia abajo y luego hacia arriba, vamos, un continuo sube baje de falsos llanos (o no tan falsos). Esta parte supongo que será la más animada ya que es dentro de la cuidad. Será importante recordar los ánimos una vez que salgamos de esta parte en la segunda vuelta.

Segunda parte

Recorrido simple y casi plano desde la Plaza de España hasta San Andrés y vuelta. Tramo total y absolutamente solitario, donde no hay nada de sombra. En la segunda vuelta este tramo se puede hacer muy largo. Para los que vayamos a 4 horas este tramo lo empezaremos en torno a las 12:30, por lo que como sea un día "típico en Canarias" será un auténtico asadero.

La primera estrategia parece fácil, mantener un ritmo más o menos constante de 5:37 me asegura bajar de 4 horas. Esto lo he intentado en mis dos maratones anteriores y no ha dado resultado. Pero una gran persona, el gran Antonio, se ha ofrecido voluntario para hacerme de liebre / acompañarme en la primera parte de la carrera con el objetivo de pasar en algo menos de dos horas, pongamos por ejemplo 1h:58 (minuto arriba, minuto abajo). Con esto me aseguro no lanzarme en la primera vuelta, algo que siempre me pasa. En la primera maratón la primera vuelta fue en 1h:50, y en la segunda maratón en 1h:52, y en ambas maratones me hundí en la segunda vuelta (el tío del mazo no perdona las imprudencias). Con esto, lograré terminar la primera vuelta relativamente fresco tanto mental como físicamente. A partir de ahí, habrá que sobrevivir al tramo urbano de 7km, finalizando en el kilómetro 30 de carrera, para luego, y ya con terreno más o menos favorable ver si se puede apretar un poco o no (casi seguro que no).

Visto sobre el papel la estrategia es fácil, pero como ya comenté en mi entrada anterior, no estoy en mi mejor momento físico. Tengo el isquio izquierdo bastante tocado, aunque tras un duro masaje el viernes pasado, este domingo pude hacer la primera parte del recorrido sin molestias. Esto sube la moral, aunque sigo con bastantes dudas y creo que en el paso por la media maratón ya estaré bastante jodido, aunque espero que no lo suficiente como plantearme el abandonar, cosa que a día de hoy no descarto.

Una vez más lo mejor es la reunion pre-carrera en donde seguro nos lo pasaremos en grande.

Esto es maratón, y cada vez queda menos...


07 noviembre 2014

Como no hay que prepararse una maratón

Parece que poco a poco vuelvo a cogerle el ritmo al blog así que toca ponerse al día con el próximo reto. Si todo va bien, el próximo 16 noviembre, y tan solo 29 días después de los 60km de la Bluetrail, correré mi próxima maratón de asfalto, la de casa. Cuando se anunció pensé en no apuntarme por el poco tiempo que tendría para recuperarme, pero los precios que pusieron para los primeros días de inscripción hicieron que me inscribiera y si no me podría recuperar pues no iba a la carrera, total, la carrera "sólo" me habría costado 15€. Error, pasara lo que pasara estaría en la linea de salida.


Esto me ha llevado a pensar un poco en mis dos maratones anteriores y la verdad es que hasta hoy no estoy muy contento con lo que hecho en los 42KM.
  1. Gran Canaria Maratón 2013: Me preparé específicamente, pero pagué la novatada. Las dos salidas de 32km me demostraron que a partir del 30 sufriría mucho y hasta que no llegué a esa distancia en carrera no lo vi venir. Corrí por encima de mis posibilidades y en el 33 los calambres me maratón. 9km caminando con calambres hicieron que mi sueño de bajar de 4 horas se quedara 25 minutos por encima.
  2. Gran Canaria Maratón 2014: En medio de la preparación para la Transvulcania y mes y medio después de mi primera maratón de montaña volví a ponerme en la linea de salida de una maratón. Sin preparación específica, hice una salida de 32km con muy buenas sensaciones si quería atacar el sub4 horas. Durante la carrera nunca fui cómodo y en la segunda vuelta no podía con mi alma, signo de que no me había recuperado de la paliza de la K42, hicieron que me acercará mucho al objetivo, aunque esta vez 2 minutos por encima. 
Y con estos antecedentes me presentaré en la Maratón de Santa Cruz, con el siguiente plan
  • Semana 1: 30 minutos de elípitica y una salida de 8km muy suaves para ver si había alguna lesión después del la Bluetrail.
  • Semana 2: Volvemos a las 3 salidas semanales. Un salida suave de 9.5km, otra tempo de 8km y una tirada larga de 16km me mostraron que mi pierna izquierda, una vez más, está bajo mínimos.
  • Semana 3: Esta semana parón en la salida tempo antes de tiempo porque no quería seguir aguantando molestias en el isquio izquierdo. Ayer 10km, haciendo los 7 primeros kilómetros de la carrera con sensaciones irregulares.
Hoy toca fisio para ver que le pasa al isquio y ya veremos si podemos hacer algo el fin de semana (el plan es salir a rodar suave el domingo). La semana que viene tapering total para llegar lo más descansado posible a la carrera. Lo peor es verme fuerte de fondo y de cabeza, pero saber que las piernas, sobre todo la izquierda, no podrán aguantar el combate de los 42KM.

De todas formas, pase lo que pase en la carrera, lo mejor es el grupo que se juntará el día antes, que hará del próximo fin de semana un fin de semana fantástico.

Como soñar es gratis, ya tengo un plan para nuevamente intentar atacar el sub4 horas, pero eso es otra historia...