19 noviembre 2014

I Maratón Santa Cruz de Tenerife - Crónica

Pensaba escribir una crónica llena de épica para explicar lo sufrido durante mi tercera maratón. Una maratón donde sufrí como nunca y donde he hecho mi peor marca, 20 minutos por encima de la marca en mi debut, en donde caminé entre el kilómetro 32 y el 42. Lo peor es que en esta carrera casi no deje de correr, si se puede llamar correr a correr entre 7 y 8min/km.

Lo mejor como siempre es el día previo. A las 12 de la mañana me reuno con la expedición "canariona", y tras la recogida del dorsal, toca charla, luego comida y luego post-comida. Un día genial en fantástica compañía. Durante la tarde llueve y eso nos hace ser optimistas respecto al tiempo el día de la carrera. Esta es mi tierra y tampoco me ilusiono mucho, pero soñar es gratis. A las 8 llego a casa y lo preparo todo. Estoy algo nervioso y al final pasaría una mala noche.



Voy a enfrentarme a mi tercera maratón sin una preparación específica, y 4 semanas después de hacer 60km en algo más de 10 horas. La montaña me ha convertido en un diesel, lento pero seguro. El asfalto es distinto, aquí se corre de principio a fin, y si paras a caminar la minutada que te comes es brutal. Cuanto más caminas, más alargas el sufrimiento. Físicamente puede ser mejor, pero psicologicamente es durísimo.

A las 8:30 de la mañana nos reunimos, fotos, charla y todos al matadero. Son las 9:30, no he empezado a correr y ya esto sudando. Hasta bromeo diciendo que deber haber un avituallamiento en el km 0. Y más o menos puntual empezamos a correr.

La que nos espera...
El bueno de Antonio hizo de liebre perfectamente. Llego al km 10 ya con las piernas cansadas, y desde el kilómetro 14-16 con las pulsaciones por las nubes. Mientras Antonio estaba en 140 yo jugaba con las 170. No estaba físicamente preparado para los 42km y en ese justo momento me di cuenta. En cuanto perdía la concentración me separaba varios metros de Antonio y tenía que apretar para manter un simple 5:35. El paso por la media se hace durísimo, se lo que me queda y se como voy por lo que la idea de abandonar empieza a pasarseme por la cabeza.

La soledad del corredor de fondo
En el kilómetro 24 tras caminar por la cuesta más dura del circuito decido hacer lo único inteligente de la carrera, y es caminar. Camino hasta que las pulsaciones bajen de 150 y a partir de ahí, solo correré a 150 pulsaciones. Pongo el Garmin en modo pulsaciones y a "correr" se ha dicho. Así lo kilómetros pasan muy lentamente, entre 7 y 9 minutos me lleva cada kilómetro. No abandono porque veo a mucha gente conocida y casi que me da vergueza (una tontería mayúscula).

En el peor tramo, me veo a un amigo, camino con él ya que va muy cascado. Lo animo y cuando está más o menos recuperado sigo con mi lenta marcha. En ese punto la imagen es dantesca. Salvo los primeros todo el mundo va tocado, casi todo el mundo camina y a mi me quedan 10km de durísimo sufrimiento. Lento pero seguro, los kilómetros van pasando, pero me estoy haciendo mucho daño a mi cuerpo que de por si ya está mal.

Así llego a la meta, feliz, pero sabedor que he hecho muchas cosas mal, entre ellas terminar. Debería haber abandonado pero no lo hice. Creo que me lo tengo que hacer mirar. Esto es un hobby, y no puedo ponerme en peligro de esta manera.




Respecto a la carrera, creo que se ha hecho un buen trabajo pero volvió a pasar lo que NUNCA debe pasar. Se quedaron sin agua. Es verdad es que afectó a poco corredores, pero a mi me tocó. En el kilómetro 30 y algo, no tenían botellas, solo agua en garrafa, así que amablemente le pedí a un voluntario que me buscara una en la basura y me la rellenara. Me miro con cara rara, pero lo hizo, y yo me fui con mi agua. En 39 directamente solo tenían isotónico, y no me arriesgué. Durante 200m recogí muchas botellas de agua del suelo y literalmente me bañe. Si no puedo beber, por lo menos iré fresco. En fin, nunca me cansaré de repetirlo, NUNCA puede falta agua en una carrera, y menos en una maratón. A la llegada agua y paella y nada más. Todo se había acabado. Se de gente que se dio un buen festín en el 8k y claro, luego pasa lo que pasa con lo que llegamos 3 horas después.
De la hora solo diré que empezar la maratón a las 9:30 me parece una locura. Las 8 me parece un mejor horario y si apuras hasta las 7. ¡Si hasta la gente del 8K se quejaba del calor!

En definitiva una buena carrera que puede dar mucho más de si. Por mucho que me duela, a lo que no le veo mucho sentido es a la distancia de la maratón. ¿Cuantos repetirán el año que viene? Yo no, me he cansado de maratones en condiciones extremas, la próxima maratón si o si, será en un sitio donde calor sea 18 grados y no 27.

Y hasta aquí ha dado de si este 2014. Había alguna carrera más en mente, pero he decidido dejarlo aquí. Ahora toca descansar, y mucho, para volver a recuperar buenas sensaciones en carreras más cortas como 10k o medias maratones. Y luego ya tendré tiempo de pensar retos mayores.

Hasta entonces, me he buscado un nuevo amigo para este "reencuentro" conmigo mismo.



10 comentarios:

  1. Lo que vivisteis en Tenerife fue de una dureza inhumana. Empezando por el principio deberían controlar el tema del horario de salida, como si hay que salir a las 07.00 horas. Lo contrario es una escabechina.
    Como tú bien dices ahora es tiempo de reflexionar, de descansar y de si, cuerpo y cabeza quieren, atacar en un medio plazo otro maratón. Pero con las condiciones adecuadas, de tu cuerpo, de tu recuperación y de clima
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ánimo Sergio!!!... Se te lee algo decaído..pero otro maratón más a la aca...y eso es lo q te tienes q guardar independientemente de sensaciones.

    Está clarísimo q cuando corras 42k fuera de la isla será como practicar otro deporte... Ni siquiera en Madrid se sufre tanto...porque muchas cuestas y tal pero deshidratación y calambres no suele haber (salvo q toque el año chungo)

    Un abrazo y a recuperarse!

    ResponderEliminar
  3. Animo Sergio, Descansa y a confiar en el Amigo Jack. Algún día dejarás de correr maratones en el infierno y te tocará una plana y fresquita.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. A pesar de los pesares cumpliste tu objetivo...correr la maraton de tu tierra...enhorabuena!!! Te espera un próximo año tremendo, supongo que con ganas de aprender de Jack por un lado y por el otro con dos enanos correteando por tu casa....

    ResponderEliminar
  5. Cuando la petada es tan general es que hay algo en el ambiente que lo ocasiona. Hay cosas que se pueden cambiar para mitigar la temperatura de Santa Cruz como comenzar antes.
    A recuperar bien, el dolor se olvida, pero el recuerdo de estar en la I ed. de la Maratón de Tenerife está ahí para siempre.

    ResponderEliminar
  6. Animo, Sergio, y felicidades por esa medalla tan merecida.
    Lo que comentas del agua es imperdonable. La organización se arriesgó a que algo gordo ocurriese. Y mejor que no haya ocurrido.
    Creo que por vuestra zona las maratones tendrían que empezar a las 7:00. Pero claro... a esa hora no habría público y la foto para la prensa no quedaría tan lucida.

    Un abrazo y ánimo!

    ResponderEliminar
  7. Por las crónicas que he leido de esta maratón, ha sido tremendamente dura, además del tema del agua, eso no puede ser, imposible correr sin agua, bastante duro es ya como para todavia hacerlo mas.
    no se si hiciste lo correcto aunque si tiraste palante y seguiste es por que algo dentro de ti de dijo que lo hicieras y si el mensaje sale de dentro bien hecho está.
    enhorabuena Sergio
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Mi mas cordial enhorabuena, el tiempo es lo menos, acabarla, y en esas condiciones, ya es de un gran merito. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Sergio no fue el día para marcas y la petada general en la Maratón indica que tu resultado no es sólo cosa tuya por haber hecho la Bluetrail.
    La experiencia de correr juntos fue fantástica aunque fue muy duro tener que llegar a meta y dejarte solo, pero puedes estar más que orgulloso de no haberte rendido.

    Si el año que viene se vuelve a organizar la Maratón podríamos invertir los papeles, porque quiero la triple corona ;)

    Por supuesto lo mejor del fin de semana fue el reencontrarme con vosotros.

    ResponderEliminar
  10. Joder, qué sangría de carrera... No creo que lo que más influya en el gasto de la organización sea el precio del agua... Mejor que sobre, dejar a los que están sufriendo más sin agua es una canallada.

    Si me porto mal algún año, a lo mejor la corro de castigo :)

    ResponderEliminar