25 junio 2013

Corriendo en pareja

Me gusta correr. Desde hace más de tres años intentó correr tres veces en semana, a algunos les parece mucho y a otros les parece poco, pero después de este tiempo se que si no quiero fallar ese el número de entrenamiento adecuado, se que con más no puedo. He llegado a casa de todas formas y maneras, rojo por terminar de correr a más de 30 grados en verano, empapado por la lluvia, reventado por las series, pero siempre, siempre, llego contento.

¿Y a que viene todo esto? Pues desde hace un tiempo, "la jefa" de casa está saliendo a caminar/correr. Supongo que al final he logrado que le pique la curiosidad y le está dando una oportunidad a esto de correr. Por ahora todo cuadra perfectamente, ella va por la mañana y yo por la tarde noche, y habrá que ver como cuadramos los horarios cuando los tengamos que salir por la tarde, aunque eso ya es otra historia. Por ahora estoy bastante contento por el mero hecho de que se ponga ropa deportiva y que salga de casa a "sudar" algo. Quien sabe, alomejor dentro de poco tenemos una carrera en pareja como hacen los Novatilos o Gemma y Yohann.

Mientras en mi casa el gusano de correr empieza a atacar un nuevo miembro (el enano y yo estamos perdidos) a mi me empieza a picar el de la bicicleta. En breve me dejarán una y ya tengo pensado una rutas muy buenas, y unas salidas entre semana combinando bici y correr. Sería el complemento perfecto de cara a la preparación para la Transvulcania, pero eso ya implicaría invertir mas tiempo (que muchas no veces no tengo) en entrenar. Pero bueno, como siempre, poco a poco.

La semana pasada de nuevo tres salidas, una de 14km donde todo fue a pedir de boca, y donde durante 7km volvi a tocar ritmos de 4:50. Sin molestias y sin nada en que preocuparme simplemente me dejé llevar. Una gozada volver a disfrutar de salidas así. El jueves tocaba salida tranquila pero una vez más me dejé llevar y durante otros 7 kilómetros, de los 12km que hice,  me mantuve en la franja de los 4:30 y 4:40. Una reventada escandalosa pero que una vez más me dejo muy pero que muy a gusto. Para terminar la semana otra salida montañera de 20km, repitiendo circuito y recortando otros 5 minutos. Creo que los 20km están superados así que en el próximo entrenamiento montañero habrá que buscar más distancia, más desnivel o una combinación de ambas.

Y el domingo pese a que tocaba descansar, otra vez a la montaña, pero esta vez acompañado por "la jefa". 7km entre caminar correr que me sirvieron para recuperar un y disfrutar del paisaje en un día muy soleado (demasiado).

Esta semana seguiremos con las mismas rutinas de acumular kilómetros (a ver si logro frenar un poco los ritmos, aunque no prometo nada) y cerraremos el mes con una carrera benéfica de 12km, y sin mucho tiempo para pensar ya tengo otra preparada para el próximo fin de semana...

20 junio 2013

Próxima parada, II Carrera Benefica Trail de Montaña

Llevo ya un tiempo pensando cual podría ser mi próxima carrera. En el calendario tengo marcado el próximo 27 de julio pero esperar no me apetece. Ahora hay varias carreras repartidas por toda la isla pero entre el precio, los desplazamientos y que alguna son "solo" de 8km no terminaba de verlo claro.

Pero el otro día dando un paseo con la familia por La Laguna vi un cartel de una carrera que me llamo la atención. Una carrera benéfica de montaña de casi 12km por 12€. Teniendo en cuenta que con la inscripción te dan dos números para el sorteo del oro de la Cruz Roja. Este boleto normalmente ya lo compro así que, esta vez en vez de un boleto compraré dos, y así la carrera solo me cuesta 2€.

Las molestias cada vez van a menos y hay que decir que en la montaña casi ni las noto por lo que puede ser una carrera en la que salga a arriesgar y ver hasta donde puedo llegar. En caso que me vaya mal, pues a caminar un rato y a disfrutar de las vistas. En perfil no es excesivo por lo que creo que la carrera invita a arriesgar desde el principio.

En ningún sitio he encontrado el recorrido o el perfil de la prueba, pero en la Cruz Roja me lo han pasado así que lo comparto.



Toda está información esta aquí.

Será una carrera distinta para pasar un día tranquilo no muy lejos de casa, y dado que por zona vive parte de la familia política, después de la carrera tengo asegurada una buena comida en muy buena compañía.

Y antes del próximo 27 de julio tengo otra carrera más en mente, de menos de 5km, y estoy casi seguro que será algo especial, pero eso lo dejaré para otra entrada.


18 junio 2013

¿Pero que le pasa a estos adolescentes?

La semana pasada pasó sin pena ni gloria. Sigo con a ritmos cochineros (entre 5:20-5:30), sin ninguna presión, sin ningún remordimiento, que me están sentando fenomenal. Salgo de casa, pienso una ruta (casi siempre la misma) y la hago. Realmente da igual, no hay series ni salidas tempo por lo que cualquier recorrido vale, pararme en un semáforo no me molesta, si se cruza un ciclista o un patinador da igual, o incluso me puedo permitir el lujo de parar para saludar a un amigo.

Estos ritmos tan tranquilos provocaron una anécdota bastante simpática el otro día. Me he cruzado varias veces por la Avenida de Anaga con un chico de unos 15 o 16 años. Me he fijado en él porque me ha sorprendido lo joven que es, y porque por lo que he visto hace series, tiradas tempo, e incluso me lo he tropezado algún sábado en lo que asumo que serán tiradas largas. El otro día me lo tropecé varias veces, en algunas adelantándolo yo y en otras el me adelantándome él. Es curioso porque siempre voy al mismo ritmo (para eso llevo el reloj) por lo que normalmente no me suelo picar con nadie, pero parece que estos cruces no le sentaron muy al "chaval".

Antes de comenzar la subida para volver a casa hay un semáforo en el que hay que parar casi siempre. Paré y como ese día iba medio fastidiado de la espalda empecé a estirar un poco. Luego me estire las medias y me puse a buscar alguna canción que me acompañara durante la subida de la Rambla. En esas nuestro querido chaval se paró al lado mio. Al verle le saludé y ni se molestó en devolverme el saludo, esto debería habérmelo tomado como una declaración de intensiones.

El semáforo peatona se puso en verde, y nuestro querido amigo salio disparado a lo Fernando Alonso. En nada me sacó 15 o 20 metros de ventaja, pero por delante quedaban entre 4 y 5 minutos de subida constante. Me di cuenta que estaba subiendo a buen ritmo, y pensé, ¿se estará picando conmigo?¿me estará retando? Vi que mantenía el ritmo, el mismo que el mio porque la distancia entre ambos se mantenía. Pasaban los segundos y poco a poco veía que la distancia entre nosotros se iba acortando. Miré el reloj y yo estaba subiendo al mismo ritmo, por lo que era él el que estaba perdiendo fuerza. Calculé que antes de terminar la subida lo pasaría. Seguía recortando metros poco a poco y en una de estas me di cuenta que cada cierto tiempo miraba hacia atrás, ¿en serio? Seguí con mi ritmo constante y ya el "hachazo era definitivo". En ese momento, decidí aflojar. Pensé, el chico lo ha dado todo para ganarme y ha hecho que este tramo se me pase volando, e incluso me ha hecho reir. Así que, como buena persona que soy le dejé ganar.

Justo antes de terminar la subida el chico se para, saca una llaves de su bolsillo y empieza a abrir un portal. Asumo que vivirá en ese edificio, así que al pasar al lado de él le digo, "buena subida, sigue así", a lo que él contesto, "muchas gracias, pero te gané". No pude más y rompí a reír. La risa me duró un kilómetro y medio más que me quedaba hasta casa. En fin, que sería de nuestras salidas sin estas anécdotas.

Para los amantes de los números, la semana pasada se saldó con tres salidas, una de 13km donde con mucho esfuerzo varios kilómetros salieron por debajo de 5min/km, otra de 12km a ritmos cochineros (5:32) y una salida por el monte el fin de semana de 20km. En esta última salida repetí circuito con otros amigos, y rebajamos en 20 minutos el tiempo inicial, haciendo los 20km en algo más de 2 horas (2 horas y 10 minutos y 300 metros de desnivel positivo). Eso si, el calor paso factura y a partir del 18 iba sin agua y se me hizo un poco duro terminar la salida. 45km en otra semana donde las molestias cada vez son menores aunque siguen estando lo cual me hace seguir siendo prudente,




10 junio 2013

Road to Transvulcania 2014

Dos semanas han pasado desde mi última entrada. En ellas lo principal ha sido que mi sobrino a vuelto a su hogar, lo que me ha devuelto mi rutinas, básicas para volver a salir a entrenar.

La primera semana solo me arriesgué con cochineros. Salidas cortas de entre 10 y 12 km a ritmos en torno a los 5:30. Ideales para volver a fijarte en detalles de tu cuidad que normalmente no ves cuando estas pendientes de los ritmos de las series o de las salidas tempo. En esta semana las molestias en el gemelo iban poco a poco en aumento y la semana casi parado poco hicieron para mejorarlas, mientras que la ingle me daba la sensación que iba mejorando muy lentamente. Durante todas las salidas me sentía el corredor más lento y torpe de la zona, todo el mundo parecía ir más rápido que yo. Menos mal que iba más pendiente de mis molestias que del resto de corredores. Pesé a todo logré hacer algo más de 33km en la semana, para acumular una vez más en un mes más de 100km. Pese a todo este año va por buen camino y parece ser que acumularé más kilómetros que el año pasado, lo cual es un buen indicador de mi estado de forma.

El martes de la semana pasada hice otro rodaje del mismo estilo ya con la vista puesta en la visita al fisio de el miércoles. En la visita lo normal, paliza al gemelo que me dejo cojo dos días, y nada sobre la ingle. Descartó la hernia y la pubalgia (aunque esta lesión es muy puñetera y es difícil de diagnosticar). Durante la sesión le comenté mi próximo reto y le pedí consejo sobre varios asuntos, y un resumen de lo que me comentó es este

  • Es factible salir tres veces en semana. Es más, tiene "clientes" que salen tres veces y ya la han corrido en muy buenos tiempos. El cree que salir más machaca mucho las articulaciones y que es mejor complementar con palizas en bicicleta, elíptica o nadando.
  • Como parece que el gemelo me va a estar dando la lata cada que vez que fuerce, me recomendó medias compresoras. Parece que una vez más sus "clientes" le han comentado que recuperan mucho más rápido cuando las usan en salidas largas, sobre todo en asfalto (muy recomendable este artículo).
  • Para las salidas de los fines de semana, tiradas de 30-40km por montaña, combinada con salidas más cortas aunque sean en asfalto en las que antes haga muchos kilómetros en bicicleta (y a ritmos fuertes). Así se puede correr con las piernas fatigadas, lo cual ocurrirá durante muchos kilómetros en una ultra.
  • Que no deje de hacer series.
Tras la sesión me recomendó descansar dos días y que siguiera corriendo sobre todo a ritmos lentos siempre y cuando la molestia de la ingle fuera a menos. Si en algún momento notaba que iba a más, tenía que parar y volver.

El sábado me lancé temprano a la montaña, acompañado de un compañero de facultad con el que he vuelto a contactar y que también se está planteando el reto de la Transvulcania. Planteamos un rodaje tranquilo (el track me lo paso otro blogero) como toma de contacto por la zona de Las Raices. Nos salió una salida tranquila de algo más de 20km y 400 metros de desnivel positivo en casi dos horas y media. Bastante bien aunque es un circuito bastante suave donde se puede apretar más, pero no era el objetivo de esta primera salida.

El domingo me desperté temprano porque había que darle una medicina al enano. Entre ir a la cocina a prepararlo todo y lo que tardé en dárselo me desvele uno poco. Una idea se alojó en mi cerebro y cuando me vine a dar cuenta ya estaba vestido de corto. Me tome un café con leche y una barra de cereales y en 15 minutos estaba corriendo. No se trataba de correr en condiciones desfavorables, pues toma 10km suaves con poco en el estómago (otro artículo interesante sobre correr en ayunas). Bastante agradable correr por Santa Cruz a esas horas un domingo, poco gente en las calles, y una temperatura bastante agradable.

Lo mejor, vuelvo a rodar casi sin molestias en el gemelo, aunque se me carga muy rápidamente, y que ingle poco a poco va mejorando. Aunque tengo pensado dejar las series y las salidas tempo por un tiempo, puedo seguir corriendo a ritmos cochineros y alternarlo perfectamente por montaña, lo cual es ideal a estas alturas. Y mientras escribo parece que todo está en su sitio y sin molestias (que felicidad)

No hay mejor que volverse a sentirse bien mientras corres. El domingo mientras todo parecía ir bien, empecé a encajar un plan de cara a la Transvulcania. Muchas rutas en mente que explorar y sobre todo mucha ilusión de cara al reto de dentro de casi 11 meses.