26 mayo 2013

La familia, es la familia...


"La familia, es la familia", es quizás una de las frases más célebres de la trilogía de El Padrino, aunque a mi personal siempre me ha gustado más "le haré una oferta que no podrá rechazar". ¿Y a que viene esto?, pues desde este martes mi hermana está de viaje y desde ese día tengo a mi sobrino de 4 meses en casa. Como era de esperar con dos niños de 4 y 20 meses mi tiempo libre se ha reducido drásticamente por lo que esta semana mis entrenamientos se reducen a una salida 12km donde hice series de 2000, 1000 y 2000.

En cada una de las series fui de mal en peor por diversos diversos pero sobre todo porque ando medio tocado. La primera de estas molestias está en el gemelo izquierdo y realmente no me preocupa, porque se que es una sobrecarga y se que con dejar de subir y bajar tanto se me irá y en el peor de los casos pues tocará una visita al fisio para "descontracturar" la zona.

La que realmente me tiene preocupado es una vieja lesión que viene de mi época de futbolista. Es un "leve" pichazo en la ingle que ya es su momento me tuvo 3 meses parado. De vez en cuando me molesta en alguna salida, sobre todo en las que aprieto (ritmos por debajo de 4:45) pero al día siguiente ni rastro de la molestia. Pero esta vez la molestia me ha acompañado en el día a día, incluso llega a doler si estornudo o toso. Por ahora y aprovechando esta visita familiar he procurado descansar y hacer el tratamiento estándar pero no veo demasiada mejoría. La semana que viene intentaré salir un rato a un ritmo suave para ver como va la cosa, pero no espero demasiado así que tocará visitar si o si al fisio, y así mato dos pájaros un tiro.

He estado mirando por google y lo que más cuadra es una pubalgia, pero como fui aficionado a House, se que hacen falta varios diagnósticos para acertar y mucho más cuando el que diagnostica no tiene ni idea (o sea yo). Aunque algunas de las causa cuadra perfectamente, ya que en estos tres años que llevo corriendo he desarrollado mucha más fuerzas en las piernas que en los abdominales.

Y como no todo va a ser negativo poco a poco estoy juntado un grupo de aficionados al trail para hacer salidas de cara a la Transvulcania del año que viene. Siempre es más divertido y motiva más salir en grupo que salir solo. Por lo pronto esta semana me han propuesto dos salidas que desgraciadamente he tenido que rechazar (no eran ofertas como las de El Padrino), pero espero la semana que viene juntarme a alguna de ellas.

Estoy pensado crear un grupo en facebook para coordinar todas estas salidas y compartir todo tipo de recursos de cara al gran reto del año que viene...

18 mayo 2013

Inscrito para la próxima gran aventura

Ayer tenía pensado hacer series, pero cuando estaba en la puerta de mi casa me di cuenta que no me apetecía hacer una entrenamiento tan monótono y dado que estoy estaba en una etapa en la no sigo ningún plan a rajatabla (pese a que intento mantener la estructura de siempre, series, tempo y tirada larga) decidí cambiar de plan sobre la marcha. El plan que me vino a la mente era una salida más dura, y que consistía en bajar a la Avenida Anaga para posteriormente subir hasta Presa Tahodio del tirón (algo más de 4km de subida y unos 220 metros de desnivel positivo). La subida la intentaría hacer apretando en los repechos e intentando recuperar en los llanos. Tras esta paliza tocaría volver a casa subiendo la Rambla, pero eso ya es otra historia. El plan salió bien, subí casi del tirón hasta la presa y bajé dejándome llevar, haciendo una salida de 15km en casi una hora y media.

Y a que viene todo esto, pues bien, durante la salida no paraba de darle vueltas a las próximas carreras que quiero correr, y una de ellas cada vez sonaba con más fuerza en mi cabeza con cada metro que ascendía, así que hoy, sin pensármelo mucho y siguiendo los pasos de Manuel me he inscrito en mi primera ultra. La prueba elegida es la Transvulcania con un recorrido de unos 84km y un desnivel acumulado de más de 8.000 metros (el perfil de la prueba se puede ver aquí).



Perfil de la Ultra
Recorrido de la Ultra

Tengo un año para prepararme la carrera y pese a lo complicado que parece esta nueva aventura en la que estoy embarcando estoy bastante ilusionado. Ya tengo una gran prueba en el calendario (con más antelación que nunca) y por medio varias pruebas que me servirán para ir evaluando mi estado de forma. Por lo pronto ya tengo planificadas dos maratones, una de asfalto y una de montaña, amén de las dos carreras que quedan del circuito Trail Running de Adidas. Eso sin contar la cantidad de carreras de montaña que hay en la isla de aquí a final de año o los cientos de recorridos que se pueden encontrar en wikiloc.

A lo largo de la mañana otros blogeros también se han inscrito en la carrera y alguno más tiene sus dudas y estoy seguro que terminará "cayendo", por lo que estoy seguro que la carrera será una fiesta, antes, durante y después...

¿Como me voy a preparar esta ultra? Sinceramente no lo se, pero una cosa esta clara, toca buscar todos los "repechos" de esta isla y correrlos como si no hubiera un mañana.



02 mayo 2013

Nada nuevo que contar


Por fin ha acabado abril, un mes realmente raro que no me ha dejado para nada buenas sensaciones sobre todo en la quincena final. El mes comenzó con una torcedura de tobillo que hizo peligrar mi participación en las dos carreras que tenía previsto a comienzos de mes. Al final todo quedó en un susto, pudiendo participar en la XVII Media Maratón de las Galletas, logrando MMP (1:37:59) y seís días después en la carrera en la que más he sufrido, III Trail de Buenavista del norte.

Tras esto me he metido en un estado de desgana y desánimo realmente increíble. Me gusta salir a correr. Es mi momento de desconexión y realmente no salgo a correr más días porque me es prácticamente imposible y porque se que más temprano que tarde me acabaría lesionando, pero si por mi fuera saldría 5 o 6 días en semana, simplemente porque me gusta. Y creo, que también podría sobrevivir sin carreras los fines de semana.

El problema viene cuando después de las carreras simplemente no me apetecía salir a correr. Llegaba la hora de salir y mi mente se buscaba todo tipo de excusas para no salir, que si hace calor, que si te duele aquí, que si mejor quédate jugando con el enano o simplemente ponte a preparar el curso que tienes que dar en un par de semanas. Todo tipo de excusas para dejar los tenis en el armario y pensar, mañana salgo.

Pese a todo logré vencer a mi "mini-yo" algunos días y me plantaba en la puerta de mi casa vestido de corto para hacer algún circuito. Empezaba a correr y las buenas sensaciones duraban segundos, las piernas me pesaban o incluso me llegaban a doler, me dolía la espalda, el brazo, la cabeza o cualquier cosa para lograr que una tirada de 18km, se rabajara a 16, luego a 14, para terminar en 12 y dando gracias. Y siempre con unas sensaciones horribles, pulsaciones altas, respiración entrecortada, y un cansancio extremo.

Pero este lunes pasó algo. Algo que me hizo ver la luz al final de este extraño túnel. Mi lector de RSS se llenó de relatos increíbles, grandes gestas que han llevado a un puñado de corredores a terminar una maratón, la maratón de Madrid. Leyendo las crónicas algo en mi se ha encendido, he recordado mi primera y única participación en una maratón y me han dado ganar de volver a intentarlo. Para la cita quedan todavía muchos meses, pero me ha servido de motivación para volver a entrenar sin tener que vencer a mi "mini-yo". Este lunes una salida tempo de casi 11km con algo más de 6km a 4:46, y este miércoles en un horario realmente extraño un 4x1000 a 4:21-4:22. Las sensaciones siguen sin ser del todo buenas pero es un comienzo. Con la tirada larga de este fin de semana, sería la primera semana con 3 salidas que hago en un mes, y sería un punto de inflexión de cara a mi próximo reto, el próximo 22 de junio, en el II Trail Nocturno del Medano.

Y mientras escribo estas lineas, vienen a mi mente muchos retos que sirven de motivación, Gran Canaria Maratón, Transvulcania, Barcelona Maratón... muchos retos, pocas semanas entre ellos y sobre todo, poco dinero para pagar los desplazamientos, incripciones y un largo etcetera...

Gracias GonzaloYolanda, Isidro, Javi Pintos por vuestras crónicas... he recordado porque me gusta tanto este deporte...