30 abril 2014

Para bien o para mal, hasta aquí hemos llegado

El algo más de una semana me transformaré en una tortuga, en una lenta tortuga cuyo único objetivo será llegar, pasito a pasito, a la meta después de recorrer 74km (u 84, porque ni en la página de la Transvulcania se ponen de acuerdo de la distancia). Pero vayamos por partes...

Pasito a pasito espero llegar a la meta

El pasado 18 de mayo hice la mayor locura desde que empecé a correr. En un arrebato de locura y estando medio dormido me inscribí en la Transvulcania, en su modalidad de ultra. En aquel momento parecía que tenía mucho tiempo para entrenar y para prepararme bien para esta prueba, pero aquí estamos a poco más de una semana de la prueba. Atrás han quedado muchos sacrificios, sobre todo en horas de sueño robadas para poder pasar muchas horas en la montaña.

Desde la maratón de Gran Canaria no lograba encadenar varios entrenamientos buenos. Me sentía pesado y las molestias cada vez eran mayores. Al final, no quedó más remedio que bajar mucho el ritmo. Era eso o no llegar más allá del kilómetro 10, así que me lo jugué todo a la carta del descanso. Las salidas entre semana se redujeron a una salida de unos 10km, para el fin de semana intentar cumplir por encima de los 30km (no siempre lo conseguí).

Muy pocos kms semanales para intentar recuperarme...

Las semanas fueron pasando mientras me desesperaba viendo como pasaban días sabiendo que lo mejor que podía hacer era quedarme en casa, pero por fin he logrado sacar varios entrenamientos adelante sin demasiadas complicaciones. Las últimas dos tiradas largas han sido especialmente motivadoras

  • Domingo 20 de abril, 37.42km con poco desnivel (540m D+) donde logré terminar casi sin molestias
  • Sábado 26 de abril, 27.65km con más desnivel (1500m D+) donde terminé con ganas de más y donde por primera en vez en mucho tiempo logré correr en muchas cuestas.
Todo esto no significa nada. Signo sin estar fino y los kilómetros que he hecho ni por asomo se acercan a los mínimos para preparar una prueba de esta envergadura, pero por lo menos veo que puedo llegar al km 30/40, algo impensable hacer dos meses. Hay días donde me siento eufórico y no dudo ni por un momento que lograré terminar, en otros sin embargo no lo veo tan claro y me veo abandonando en cualquier punto.

Esta semana un rodaje suave de 5km el lunes y mañana si todo va bien rodaje de 18km por el Parque Nacional del Teide, siguiendo la ruta de las 7 Cañadas, para entrenar eso de correr en altura. Es un recorrido con poco desnivel pero en el que corres entre los 2000 y los 2200 metros de altitud. Además, esta salida me servirá también para entrenar un tramo de lo que puede que se mi próximo reto, aunque para eso queda mucho todavía.

En esta salida haré la última prueba de material. Nunca he corrido con gorra, es algo que nunca he usado, pero viendo que el calor nos acompañará durante gran parte de la prueba no está mal hacer una prueba por si necesito usarla.

Bien o mal, peor o mejor esto es lo que hay, así que ya solo queda descansar (todavía más) y preparar la maleta con una gran dosis de ilusión para ver que nos deparara el 10 de mayo la isla de La Palma.

4 comentarios:

  1. Me gusta la opción de táctica reptadora, creo que es la única posibilidad de muchos de nosotros :)

    Ahora a llegar con las pilas a tope y el día de la carrera echarle los huevos justo y necesarios, sin heroicidades estúpidas pero tratando de resistir hasta Los Llanos.

    PD: Para la gorra, con que te quepa en la cabeza... ;)

    ResponderEliminar
  2. Esas dos salidas son muy buenas, seguro que lo consigues. Yo soy de gorra siempre, quita el sudor y el sol de los ojos y con calor siempre se puede mojar o meter dentro unos cubitos de hielo.

    ResponderEliminar
  3. Esas gorras... cuantos días de gloria nos han dado jajaja

    Pues te veo con una papeleta delante. Pero confío mucho en ti. Llevas ya un tiempo en esto. Tienes un conociemiento de tu "yo corredor" importante. Y me imagino que eso será fundamental en carreras como esta.
    Mucho ánimo en esta gran aventura. Seguro que pasito a pasito te vas acercando a esa meta hasta cruzarla
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Si sabes dosificar y te mantienes lejos de lesionarte, aunque te veas que vas justo de entreno, solo te hace falta ánimo y sobretodo confianza. Dos imprescindibles en estas carreras. Ánimo llévate todo el que puedas para ir sacando un poco en esos momentos cíclicos de bajón. Y confianza para el último tercio de carrera, ahí lo que funciona es avanzar con la certeza de que vas a llegar.

    Me alegro de estar a tiempo de leerte. El año que viene me gustaría estrenarme en ultras fuera de Madrid con esta prueba.

    Mucha suerte y la gorra que no falte. Yo no sé correr sin ella ;)

    ResponderEliminar