15 abril 2013

III Trail Buenavista del Norte - Cronica


Tras la media maratón del domingo 7 decidí descansar un par de días. Me notaba cansado y pensar en el trail de 30km que tenía al siguiente fin de semana no ayudaba mucho. Opté por salir a rodar 10km a ritmo suave el miércoles para tener dos días más de descanso antes del trail. Tras un par de minutos corriendo a ritmo suave lo que eran 10km pasaron a ser 8km, y al llegar a 6km ahí quedo la cosa. Me sentía cansado, y totalmente fuera de ritmo. Con este panorama me tocaba presentarme el sábado a las 10:00 de la mañana en Buenavista del Norte.

Al igual que en la Media de Las Galletas tocó levantarse a las 6 de la mañana para preparlo todo. Esta vez iba conmigo un amigo que también particaba (su segunda carrera y primer trail) y una amiga de mi novia que se apuntaba tambien para pasar el día por el norte de la isla. Tras un trayecto ajetreado, con vómito del enano incluido, estábamos a las 10 dispuestos a comenzar una carrera que sabía que sería durísima, lo que no me imaginaba era cuanto.

Viendo el perfil de la prueba el objetivo era sobrevivir a la primera subida y luego ir regulando hasta el 16. A partir de ahí se podía pensar que ya estaba todo hecho. A las 10:05 se da la salida y todo el mundo sale como una moto. Supongo que por la presión de buscarse una buena posición de cara a la primera subida se empieza con un ritmo muy fuerte, tanto, que los dos primeros kilómetros salen en torno a 4:55 y estoy entre los 20 últimos de la carrera. Llega el primer repecho, y como es normal todo el mundo a caminar. Aquí adelanto a mucha gente que a mitad de camino ya va fundida, incluso alguno está parado vomitando. Llegó a lo alto de este primer repecho en casi una hora y pienso, madre mia casi una hora para recorrer 4km.

Aquí coincido con dos chicos que están entrenando para algo (podría ser las Transvulcania) y que llevan un buen ritmo por lo que me pongo a seguirlos. Voy bien de fuerzas y aunque queda mucho no veo problema en seguir su ritmo. Así seguimos con el plan de la carrera, caminando ligero en las cuestas y trotando en todos los llanos y bajadas que me tropiezo. Llegamos al primer avitullamiento y me lo salto, no hay comida y voy perfecto de agua y "sales" (me llevé una botella de Powerade).

Sigo sin problemas y con un buen rimo, por lo que casi sin darme cuenta llegó al  segundo avituallamiento. Entre el segundo y el tercer avituallamiento hay 10km por lo que toca parar. Aquí cometo el primer error, tardo mucho, porque entre rellenar el camelbak y comer algo de fruta pierdo mucho tiempo y el grupo se escapa y tengo que rodar practicamente solo. Solo decido seguir con mi ritmo, y con mi política de comer y beber cada cierto tiempo. Veo que estoy perdiendo algo de fuerza y que cada vez me cuesta más subir. No me preocupo y sigo tirando para arriba como puedo. Sigo sin problemas musculares y sin acordarme del tobillo. Llego al tercer avitullamiento, y otra vez toca perder más tiempo del debido. Relleno la isotónica, el camelbak y vuelto a comer algo.

Esta vez arrancó con un amigo de mi amigo (vaya combinación) y empezamos a bajar, el va tocado, y yo bajando ya empiezo a notar que las piernas no van finas, eso hace que trate de frenar continuamente lo que me desgasta mucho más rápido. Y justo aquí se acaba la carrera. En dos tropezones noto que el cuadriceps y gemelo izquierdo van muy mal y que a la mínima me dará un calambrazo. Bajo el ritmo para tomarme medio gel y algo de isotónica. Aquí se une el estómago a mis problemas, se niega a admitir nada, cada buche de gel, agua o isotónica es una puñalada, Conciente del riesgo que estoy corriendo sigo comindo y bebiendo, ya que lo necesito. Al rato, el estómago sigue quejándose, pero parece que las piernas van mejor. He perdido mucho tiempo y ya me empiezan a adelantar a algunos corredores. Sigo bajando como puedo, cada vez me duelen más las piernas y el estómago ya es una fiesta, aunque por lo menos no hay amenza de calambres.

Termina este insufrible bajada, estoy reventado y no puedo con mi alma. Hay que cruzar una carretera y veo a protección civil y a gente de la organización y me planteo seriamente abandonar. Quedan 9km y 2 en subida y otros 7 en una bajada aun peor que la que acabo de hacer. Entre una cosa y otra sigo y empiezo a subir. Es una subida suave, y se que en otra circunstancias podría subirla corriendo sin problema pero ahora no puedo ni levantar los pies del suelo. Decido caminar lo más rápido posible. Logró andar a 10min/km, lo cual no está nada mal, pero en 200 metros otra vez amenza de calambre, aunque ya no se si es eso o simplemente agotamiento muscular. Me tomo media barrita, isotónica y agua porque estoy sudando a mares, tanto, que noto como el sudor cae sobre mis gemelos y me está mojando las piernas. Ya el estómago es el menor de mis problemas, así que, es el que más sufre ahora mismo. Me siguen adelantando corredores que tampoco es que vayan muy rápido pero por lo menos pueden trotar.

Tras una eternidad acaba esta última subida y otra vez toca bajar. Bajo como puedo pero cada cierto tiempo tengo que parar porque las piernas no me responden y ya voy mal hasta de respiración. Lo de tener que parar porque no puedo respirar es algo que no me pasa desde hace tiempo, pero tuve que parar infinidad de veces. En este estado las probabilidades de irse al suelo son increibles y casi termino así por no poder levantar las piernas una altura sufieciente para pasar por encima de alguna  piedra, tuberia o similar.

Dando tumbos, sufriendo lo que nunca, avance metro a metro la distancia que me separaba de la meta, para con un tiempo final de 4 horas y 44 minutos terminar esta salvaje prueba.

Entré entre los 20 últimos y aunque cumplí con el objetivo que tenía en mente (quizá muy prudente viendo la clasificación final) que era acabar por debajo de las 5 horas, me ha quedado claro que me queda mucho por mejorar físicamente para afrontar carreras mayores sobre todo si las quiero plantear de una manera competitiva, esto es, corriendo la mayor parte del tiempo.

Sin duda una carrera durísima, probablemente la más dura que he corrido nunca, pero estar en el infierno y quemarme un poco me ha servido para darme cuenta que hay que seguir trabajando.

Ahora toca recuperarse y ver cual puede ser la mejor forma de entrenar la próxima carrera, que será el próximo 22 de junio en el Medano. Otro trail de 25km (esta fue la distancia larga el año pasado) que forma parte del circuito Adidas. Por medio puede que caiga alguna otra carrera pero ya se verá, tiempo al tiempo...


 
Foto de Trail Canarias
Foto Canarias en Forma

Clasificaciones
Galerias de fotos

16 comentarios:

  1. Sergio con ese perfil has hecho un carrerón! Enhorabuena por acabarla pese a todos los dolores!!

    Lo bueno de las carreras de montaña es que las distancias se miden "de otra forma" y lo que nos llevaría las manos a la cabeza en otras carreras (1h para 4km) puede ser normal ante esos desniveles.

    Es evidente que la media de la semana anterior te pasó factura, es el precio por conseguir MMP, pero lo bueno es que has aprendido a descubrir que el límite está más lejos de lo que piensas.

    Yo en las carreras de montaña no me preocupo por el tiempo que pierdo en un avituallamiento, ya lo recuperaré más tarde, o si no lo recupero que sea por "eso".

    Al menos has conseguido fotos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que comento de tardar una hora para 4km es totalmente normal y me lo esperaba viendo el perfil de esos primeros kilómetros.

      Creo que la media me dejó bastante tocado y eso fue lo que pagué a partir kilómetros 21-22. Pese a todo logré aguantar y los calambres nunca pasaron de avisos, lo cual ya es un avance de cara a otras carreras largas.

      Lo de perder tiempo en los avituallamientos es porque me separe de un grupo que llevaba un buen ritmo. Ellos bebían de un vaso y seguían, yo no, así que, tenía que parar a repostar por narices. El vaso ya está en la próxima lista de la compra... :P

      Eliminar
  2. Bueno, después de leer la crónica (la verdad es que no suelo hacerlo), el sufrimiento por el que pasaste es evidente... Lo siento mucho.
    Lo bueno de todo esto es que como dices, hay tiempo y margen para seguir mejorando.
    Mucho ánimo.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes porque sentirlo, es lo que tocaba con un trail de 30km con poco descanso. Esta claro que hay mejora sobre todo en las subidas...

      Eliminar
  3. Leyendo tu crónica me pregunto qué demonios nos lleva a correr si sabemos de antemano que sufriremos...estás hecho de otra pasta...enhorabuena, haz hecho un gran papel después del tute de la semana pasada...y que las bombas no nos paren!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quique, eso mismo me lo pregunto yo en muchas carreras. Somos un colectivo un tanto raro, pagamos por sufrir.

      Eliminar
  4. He sufrido con tu crónica Sergio, pero de estas carreras y dicho sufrimiento es de las que más se aprende.
    Y el tiempo que hiciste viendo el perfil y que paraste en los avituallamientos no está nada mal. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que de tanto sufrimiento uno saca muchas cosas, sobre todo para ir mejorando poco a poco...

      Eliminar
  5. Sergio, saliste con mucho cansancio encima. Yo no junto una media y un 30K de montaña ni loco, es una prueba muy exigente que requiere llegar fresco o sufres. Selecciona los objetivos algo más espaciados y te sorprenderás. Ya sabes entrenar bien, ahora a aprender a descansar bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonzalo, tienes razón, salí cansado (aunque lo bueno es que lo noté a partir de 22) y lo pagué sufriendo más de la cuenta. La parte positiva es que pese al cansancio ayer ya pude salir a correr casi sin molestias.

      Sabes que no suelo encadenar dos carreras tan seguidas pero cuadró así. Esas locuras son para Manuel, yo normalmente me suelo preparar las carreras con más calma, por ejemplo, la próxima es el 22 de junio... :P

      Eliminar
  6. ¿Cuantos de los corredores hicieron tambien la media la semana antes? Yo no lo haría ni de broma. Aún así finisher y otra meta mas. Felicidades, ahora a recuperar ;)

    ResponderEliminar
  7. Con ese perfil yo creo que tendrías que estar más que satisfecho. Además, ya venías con cansancio acumulado de la media de la semana pasada. Así que realmente GOOD JOB!!
    Lo de "Aquí coincido con dos chicos que están entrenando para algo" me ha recordado una reflexión similar que yo me hago cuando me cruzo con alguien con pinta de llevar muchos km en las piernas y que corre con un mochilón. Yo me digo "este está preparando algo muy gordo"... jaja

    ¡Felicidades por el trail!

    ResponderEliminar
  8. Vaya crónica Sergio! Se nota el sufrimiento que pasaste! La verdad es que el perfil de la carrera tiene tela y unos días después de pegarle un hachazo a tu MMP en la MM ... Lo importante es que a pesar de todo no llegaste a tener calambres y acabaste la carrera, superando el dolor y las ganas de abandonar! Chapeau! Quédate con eso y con lo que dice Gonzalo de aprender a descansar, que para locuras ya está Manuel! :)

    ResponderEliminar
  9. Buena crónica!
    Realmente pasaste un pequeño infierno.
    Ya he visto que tomas nota y toca aprender de lo sufrido para en otras carreras poder disfrutar más.
    Un saludo, nos leemos.

    ResponderEliminar
  10. Buena carrera Sergio, esto es así, el cuerpo necesita adaptación a este tipo de carreras.

    Poco a poco irás regulando mejor, cogiéndole el punto a la alimentación, mejorando muscularmente...

    En la de 25km seguro que sufrirás menos y no sólo por ser más corta.

    ResponderEliminar
  11. Para ser la primera y de las largas y duras has hecho una buena carrera, sobre todo porque has tenido la cabeza fría en todo momento, el sufrimiento viene implícito en este tipo de pruebas, más si llegas de darle caña a las piernas la semana antes. Felicidades

    ResponderEliminar