04 abril 2011

XV Media Maratón de Las Galletas - Crónica

Lo prometido es deuda...

Bueno lo primero que tengo que decir es que pese a que la carrera se llama Media Maratón de Las Galletas yo estaba inscrito en la distancia de 10.8km.

Llegué el sábado al mediodio al pueblo sureño de Las Galletas y aprovechando una ofertas de un hotel que estaba a 20 metros de la salida decidí hacer noche ahí junto con mis otros dos compañeros de batalla. Tras comer algo y recoger el dorsal nos dimos un paseo para ver in situ la famosa subida y he de reconocer que caminando me di cuenta que sería bastante duro. Ahí estaba, delante de mi, 4km en subida sin piedad.

7:20, suena el despertador y pese a que no había dormido mucho (música en la calle, una almohada que no me terminaba de gustar o quizás los nervios) me levanto. Como el desayuno del hotel es a partir de las 8 y yo quería desayunar antes, me voy con un amigo a comer algo. Al final encontramos un bar abierto, así que, me tomo un café y un sandwich. A las 8 estamos ya desayunados y nos damos un pequeño paseo para estirar. A las 8:30, llegá nuestro otro amigo y empezamos a estirar en serio. Poco a poco se empieza a llenar de gente y la salida empieza a animarse.

9:00: Muy puntual empieza la carrera, aunque yo me entero porque de repente empiezo a ver a la gente correr.

km 1: Como en todas las carreras que he corrido es una locura y no paro de adelantar gente yendo de izquierda a derecha sin parar. Tanto salto de un lado a otro me deja medio toca y pienso, coño, a este ritmo no llego ni a los 5. Pese a todo, termino este kilómetro en 4:58 y bien colocado para empezar a ir a mi ritmo.

km 2-4: La dichosa subida a llegado. Cojo fuerzas, respiro y a darlo todo. Poco a poco me empiezo a sentir como y veo que no es para tanto. Sigo con un ritmo bastante fuerte y consigo terminar estos kilómetros casi a 4:45min/km.

km 5: En el primer tramo me da la primera bajona, ya que la subida no termina y las fuerzas se me están acabando. Por fin termina la subida y llega la "recta". Aquí bajo un poco el ritmo para recuperarme un poco. Pese a todo también termino por dejajo de los 5min/km. Empiezo a echar cuentas y veo que voy muy bien, incluso mejor de lo que esperaba.

km 6-7: Aqui el ritmo sigue bajando. La verdad es que no quería pero las piernas parece que no quieren responder. Cerca del 7 esta "recta" se convierte en un falso llano y las piernas se empiezan a quejar. Aquí pierdo mucho impulso y la media de estos kilómetros se me va por encima de los 5min/km( 5:03 y 5:06). Durante un breve periodo de tiempo el desayuno se une a la quejas de las piernas, aunque no pasa de unos segundos.

km 8: En el primer tramo, me da la segunda bajona. Quiero meter un poco más de ritmo, pero las piernas no quieren, y veo que el tiempo se me va yendo. Veo el final de la subida, pero por más que corro veo que no me acerco. Parece que todo se mueve a mi alrededor pero yo no avanzo. Menos mal que al final termina esta dichosa subida y empiza la bajada. En la bajada en 10 segundos me recupero y empiezo de verdad a ir más rapido.

km 9-10: Con la inercia de la bajada y el subidón que me da el volver a respirar y sentir las piernas empiezo a darle caña para recuperar un poco el tiempo perdido en la recta anterior. Tanto es asi que hago en estos km una media de 4.36 y 4.26 min/km.

km 10.8: Al terminar la bajada ya solo queda 400 metros en llano. Hago un último esfuerzo ya que al perder la inercia de la bajada las piernas no quiere moverse. Al final con más sufrimiento del esperado paso por meta con un tiempo de 51:16. Me quito rápidamente de la meta para dejar a lo corredores de la media seguir y me siento (no entiendo a los corredores que se paran en seco justo nada más llegar sabiendo que con ellos llega gente a la que les falta una vuelta más). Me abrazo a mi amigo que ha seguido conmigo toda la carrera y esperamos a que llegué el otro, que entra totalmente destrozado pero muy dignamente un minuto después. Nos  reunimos con nuestras pareja (un 10 para ellas por aguantar nuestras manias runneras) y nos sacamos unas cuantas fotos para el recuerdo.

Tras hidratarnos un poco volvemos al hotel a darnos la ducha de rigor y luego de vuelta a la zona de meta donde la organización nos alimenta con una suculenta paella que tras la carrera entra de maravilla.

Ahora sin carreras a la vista supongo que volveré a hacer salidas largas para en algún momento afrontar mi primera media maratón...

4 comentarios:

  1. Enhorabuena, muy buena crónica. Estás casi listo para una Media, a seguir mejorando la forma física y alargando un porquito más la tirada larga de la semana.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Gonzalo. La media me sigue dando mucho respecto pero es el siguiente paso. Poco a poco iré subiendo las distancias y ya veremos, pero antes de final de año, espero escribir una crónica sobre mi primera media maratón.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena carrera, ya te comentaba que el circuito es duro, mucho tiempo en cuesta y cuando piensas que se acaba tienes el falso llano. Yo la hice además con mucho calor.

    Estás en muy buena forma, como dice Gonzalo sólo te queda alargar la tirada larga para empezar a pensar en una media.

    Felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Manuel. Efectivamente la subida es dura, pero fue mucho peor el falso llano y eso que yo solo le daba una vuelta al circuito. A ver que tal van esas tiradas largas y veo si puedo afrontar en condiciones la media maratón de La Laguna.

    ResponderEliminar